EL SENTIDO EN UNA BANDERA A CUADROS

Lewis Hamilton, campeón mundial de F1, un pilotazo que, probablemente, marcará época, declaró el otro día, tras su victoria en el GP de China: “Existo, vivo y respiro para ganar.” Por su parte Vettel, también campeón del mundo con casi todos los récords de precocidad en ese deporte, preguntado hace poco por un periodista sobre cuál serán su motivación y sus retos una vez que ha ganado el Mundial de 2010, respondió con igual rotundidad que el británico: “En seguir ganando en este juego, es tan simple como eso.

Hace casi 45 años Viktor Frankl, como probablemente hacen Hamilton y Vettel, llevaba a cabo una intensa actividad física y seguía una estricta dieta, pero no se estaba entrenando para practicar ningún deporte: psquiatra Vienés, en el otoño de 1942 fue deportado al campo de concentración de Theresiendstadt , junto a su esposa y sus padres, debido a su origen judío. Sólo él sobreviviría al final de la guerra. En su famoso libro El hombre en busca de sentido,  Frankl nos dejó estas palabras:

La máxima preocupación de los prisioneros se resumía en una pregunta: ¿sobreviviremos al campo de concentración? De lo contrario, todos estos sufrimientos carecerían de sentido. La pregunta que a mí, personalmente, me angustiaba, era esta otra: ¿tiene algún sentido todo este sufrimiento, todas estas muertes? Si carecen de sentido, entonces tampoco lo tiene sobrevivir al internamiento. Una vida cuyo último y único sentido consistiera en superarla o sucumbir, una vida, por tanto, cuyo sentido dependiera, en última instancia, de la casualidad, no merecería en absoluto la pena de ser vivida.

Frankl halló que, incluso en las circunstancias más extremas, hay algo que a una persona no se le puede arrebatar si no se deja: la libertad interior de elegir la propia actitud del hombre ante las fuerzas que le son ajenas. La actitud de un hombre ante su destino le da muchas oportunidades para añadir a su vida un sentido más profundo, que hace que vivirla merezca la pena:

(…) muchos de los prisioneros del campo de concentración creyeron que la oportunidad de vivir ya les había pasado y, sin embargo, la realidad es que representó una oportunidad y un desafío: que o bien se puede convertir la experiencia en victorias, la vida en un triunfo interno, o bien se puede ignorar el desafío y limitarse a vegetar como hicieron la mayoría de los prisioneros.

Entonces, parece que uno puede tomar la vida como una amenaza que le lleve a sacar lo peor de sí mismo, o como un desafío que le ayude a entregar lo mejor. Pero, como veíamos al principio, también hay quien se marca sus propios desafíos: son los que sienten pasión por la victoria.

Siempre me he preguntado que hay en el fondo de quienes persiguen el triunfo. ¿Se trata de alguien que sólo encuentra sentido a su vida en la victoria, o se trata de alguien que se siente capaz de ganar porque para él todo tiene sentido? En el primer caso estamos ante un ser tan frágil ante el destino como un jugador de ruleta rusa. En el segundo caso estamos ante un individuo capaz de dar sentido a un pasatiempo tan estúpido como dar vueltas a una pista, pero no más estúpido que hacer por vivir con la total certeza de que uno ha de morir; esa persona otorga un sentido a la victoria en el deporte, pero también se lo podría haber dado a la elaboración de encurtidos. Se trata de alguien tan deseoso de conocer lo mejor de sí mismo explorando los límites que se marca sus propios retos; se trata, ante todo, de un campeón de sí mismo. Tal vez todos tenemos el germen de esa capacidad de dar sentido a la vida, pero en general preferimos admirarla en otro antes que luchar por convertir nuestras experiencias en una victoria interna. No lo sé.

Cada vez que veo a un gran campeón me surge la duda de qué tiene dentro: ¿la fragilidad del que necesita el triunfo para compensar su vacío interior o la fortaleza del que se pone desafíos para expresar su grandeza? Como se trata de una “simple” cuestión de actitud, sólo las personas más próximas a ellos pueden saber quiénes son realmente. Quizás.

Fotos: highmotor.com (Hamilton), islakokotero.blogsome.com (Frankl), as.com (Vettel)

Anuncios

0 Responses to “EL SENTIDO EN UNA BANDERA A CUADROS”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 24,222 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: