Archivo para 23 mayo 2011

EN CLAVE DE SOL

El sábado 21 estuve reflexionando en la acampada de Sol. Todo funcionaba muy bien: un equipo de limpieza recogía continuamente los pocos restos que no eran depositados en los muchos cubos de basura disponibles al efecto, un equipo de mantenimiento del orden se ocupaba de retirar a los asistentes que se desbordaban sobre la calzada para permitir el tránsito de los vehículos, algunos de cuyos conductores pasaban sacando por la ventanilla el pulgar en alto, numerosos carteles recordaban que allí no se iba a beber y, desde luego, pese al ambiente festivo no vi a un solo borracho; había hasta una guardería de niños, por si algún papá tenía necesidad de dejar a sus pequeños un rato a buen recaudo. En fin, se trataba de transmitir la idea de que aquello no era un botellón o una juerga de vagos, sino una reunión de personas cuyas habilidades, y entre ellas la capacidad de organización y el sentido de la responsabilidad, están siendo injustamente desaprovechadas por la actual organización de la sociedad.

La nota de creatividad la ponían multitud de lemas que rezaban en cartones pegados a paredes y mobiliario urbano. Me acuerdo de los siguientes:

 DEMOCRACIA, ME GUSTAS PERO TE NOTO COMO AUSENTE…

ME SOBRA DEMASIADO MES DESPUÉS DE LLEGAR A FIN DE SUELDO

PREDICÁIS AUSTERIDAD DESDE EL MERCEDES CLASE “A”

NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN VUESTRAS URNAS

JUNTA GENERAL PROHÍBE ZUMO DE FRUTAS POR ESTAR CONCENTRADO

SI VOTAR SIRVIERA PARA ALGO ESTARÍA PROHIBIDO

 La verdad es que las informaciones que me llegan de la acampada de Sol son confusas. Estoy de acuerdo con un bloguero que dice que algún portavoz del movimiento debería informar periódicamente a los medios de comunicación de las propuestas aprobadas en asamblea, así habría una versión “oficial” de las mismas; tal vez eso se está haciendo ya, pero yo no he sido capaz de localizar el correspondiente documento. Si ya de por sí es corriente que la prensa transmita las cosas como le viene en gana, no hay que insistir en el riesgo de posibles contaminaciones, maliciosas o no, que supone la propagación de esos contenidos por canales difusos.

Yo he encontrado este listado en Internet. Vaya por delante que simpatizo con el movimiento, pero me gustaría llamar la atención sobre algunos aspectos de las propuestas que han salido de él. Mis comentarios van en rojo.

Listado de propuestas aprobadas por la Asamblea general de la Acampada Sol

1. Cambio de la Ley Electoral para que las listas sean abiertas y con circunscripción única. La obtención de escaños debe ser proporcional al número de votos.

Totalmente de acuerdo. Creo que esta debe ser una prioridad del movimiento.

2. Atención a los derechos básicos y fundamentales recogidos en la Constitución como son:

– Derecho a una vivienda digna, articulando una reforma de la Ley Hipotecaria para que la entrega de la vivienda en caso de impago cancele la deuda.

– Sanidad pública, gratuita y universal.

– Libre circulación de personas y refuerzo de una educación pública y laica.

El derecho a la vivienda digna, por supuesto que me parece bien. Eso ya lo dicen todos, lo difícil es ponerlo en práctica, entre otras cosas porque los precios los regula el mercado y porque construir viviendas protegidas requiere unos recursos, no sólo voluntad de hacerlo.

El tema de la hipoteca es complicado, porque si no se le dan suficientes garantías nadie querrá prestar dinero y eso también será un problema. Otra cosa es regular que las garantías que pidan los bancos no puedan ser abusivas respecto de la cantidad garantizada. Ese principio, por ejemplo, ya lo recoge la Ley de Enjuiciamiento Civil del 2000 respecto de los embargos. A lo mejor en el caso de los bancos también está regulado en alguna parte, pero de forma que, en efecto, da lugar a abusos.

La sanidad, salvo error mío, ya es gratuita, pública y universal.

De lo de la religión, ver comentario a la propuesta 8.

La “libre circulación”, ¿a qué se refiere?

3. Abolición de las leyes y medidas discriminatorias e injustas como son la Ley del Plan Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior, la Ley de Extranjería y la conocida como Ley Sinde.

Habría que señalar qué aspectos de dichas normas se consideran indeseables y por qué regulación, en su caso, se sustituirían los mismos.

4. Reforma fiscal favorable para las rentas más bajas, una reforma de los impuestos de patrimonio y sucesiones. Implantación de la Tasa Tobin, la cual grava las transferencias financieras internacionales y supresión de los paraísos fiscales.

Como principio estoy completamente de acuerdo, pero lo de “favorable a las rentas más bajas” me parece inconcreto.  Entiendo que, para que las cuentas salgan, esto supone incrementar la presión fiscal sobre las rentas más altas, y con eso también estoy de acuerdo como principio, pero cuidado, que todo tiene un límite. Hay estudios que demuestran que llega un momento en que aumentando la presión fiscal no se recauda más y se frena la actividad económica.

5. Reforma de las condiciones laborales de la clase política para que se abolan sus sueldos vitalicios. Que los programas y las propuestas políticas tengan carácter vinculante.

Totalmente de acuerdo hasta el primer punto y seguido; es más, creo que tendrían que tomarse medidas para sancionar a los representantes políticos que no asistan a las reuniones de sus correspondientes órganos de representación.

Con el segundo punto, ojo. ¿Qué se quiere decir, que los programas políticos sean jurídicamente vinculantes, igual que un contrato? Aun suponiendo buena fe, los programas políticos muchas veces no dependen de la exclusiva voluntad del que gobierna. Si se convirtieran en un contrato, acabarían siendo interpretados por los jueces, que se convertirían en responsables últimos de la acción política, sin haber sido elegidos. Esto casa mal con la propuesta 13.

6. Rechazo y condena de la corrupción. Que sea obligatorio por la Ley Electoral presentar unas listas limpias y libres de imputados o condenados por corrupción.

Cuidado con esto también. La condena por determinados delitos ya lleva aparejada la inhabilitación para el ejercicio de cargo público, eso no es nuevo. En cuanto a la imputación, bastaría con que un Juzgado admitiera a trámite una querella contra alguien, aunque luego resulte infundada, para impedir a esa persona concurrir a las elecciones. Esto podría ser un arma muy peligrosa en manos de un oponente político desaprensivo.

7. Medidas plurales con respeto a la banca y los mercados financieros en cumplimiento del artículo 128 de la Constitución, que determina que “toda la riqueza del país en sus diferentes formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Reducción del poder del FMI y del BCE. Nacionalización inmediata de todas aquellas entidades bancarias que hayan tenido que ser rescatadas por el Estado. Endurecimiento de los controles sobre entidades y operaciones financieras para evitar posibles abusos en cualquiera de sus formas.

Lo del rescate de los bancos nunca lo he entendido. Hay una tendencia “posibilista” a gobernar pensando en que el poder económico, ya con saltos de alegría, ya con resignación, porque “son los que tiran del carro”. Eso es un retorno encubierto al sufragio censitario, que tanta lucha costó en convertir en sufragio universal. Efectivamente, el banco que necesite ayuda que lo nacionalicen. Sin embargo, dudo de que ahora mismo sea el momento de plantear eso.

8. Desvinculación verdadera entre la Iglesia y el Estado, como establece el artículo 16 de la Constitución.

¿A qué se llama “desvinculación verdadera”? ¿A denunciar el Concordato con la Santa Sede? ¿A no dar efectos civiles al matrimonio canónico? ¿A no subvencionar la enseñanza religiosa? Pues sí, personalmente de acuerdo, pero, ¿es esta la cuestión ahora? ¿No son propuestas demasiado “ideológicas”? El mensaje de “indignación” que yo, al menos, escucho en Sol es algo así como cuando el vecino de arriba te está destrozando la casa con una fuga de agua a la que sólo pone parches y un buen día te plantas en su casa  y le dices: “¡Eh!, ¡a ver si te enteras de una vez de que abajo vive gente y de que así no se puede vivir! ¿Te lo tengo que explicar de otra forma para que me hagas caso?” Y seguramente ese grito es también el de mucha gente que, sin embargo, no comparte la visión propuesta de la religión. Pienso que si el grito es de todos, las propuestas deberían ser capaces de acoger a todos.

9. Democracia participativa y directa en la que la ciudadanía tome parte activa. Acceso popular a los medios de comunicación, que deberán ser éticos y veraces.

Cuidadín con lo de la “democracia directa”. El proceso legalmente establecido para la toma de decisiones de cualquier tipo tiene, entre otras, la misión de dar a los que deciden la oportunidad de reflexionar y proporcionarles una perspectiva suficiente, a través de un cierto distanciamiento de los hechos o circunstancias de que se trate. Como dice un amigo mío, la concurrencia de la actual tecnología de las comunicaciones con la democracia directa podría ser, sencillamente, catastrófica. El ejemplo que el siempre pone es el siguiente: crimen especialmente atroz y nauseabundo; se detiene al culpable y, ante la indignación popular, la democracia directa decide on line que se implante de nuevo la pena de muerte (para mí una aberración moral) y, además, con efecto retroactivo (aberración jurídica). Es un ejemplo muy extremo, pero creo que sirve para llamar la atención. ¿A qué se llama “democracia directa” y qué alcance se le quiere dar?

10. Verdadera regularización de las condiciones laborales y que se vigile su cumplimiento por parte de los poderes del Estado.

Ya existe la Inspección de Trabajo y, por cierto, suele ser bastante “feroz” con las empresas grandes. ¿Qué quiere decir “regularización”?
11. Cierre de todas las centrales nucleares y la promoción de energías renovables y gratuitas.

Hombre, sí, a mí desde luego me dejaría más tranquilo, pero ¿es realmente viable? (pregunto de verdad, no lo sé), y, sobre todo, ¿es ése el tema que nos ocupa ahora mismo?

12. Recuperación de las empresas públicas privatizadas.

¿Ése es el tema ahora?

13. Efectiva separación de poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Como principio, de acuerdo, claro. Pero, ¿en qué consiste eso? ¿Autogobierno de los jueces? Sí, no estaría mal, porque el sistema de nombramiento de los miembros del CGPJ y del TC convierten, muchas veces a sus miembros en “correas de transmisión” de las directrices de quienes los han nombrado. Pero la alternativa del autogobierno…; me temo que iba a producir un Poder Judicial de un conservadurismo casi paralizante para la sociedad.

14. Reducción del gasto militar, cierre inmediato de las fábricas de armas y un mayor control de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Como movimiento pacifista creemos en el “No a la guerra”.

Básicamente de acuerdo. ¿Qué vergüenza haber estado vendiendo armas a Gadafi para luego esto.  Ahora bien, no sé si esto es en lo que estamos ahora mismo.

15. Recuperación de la Memoria Histórica y de los principios fundadores de la lucha por la Democracia en nuestro Estado.

La memoria no equivale al rencor. Creo que la memoria es esencial para dar su lugar a todos y que sanen las heridas. Lo hizo Alemania (y lo sigue haciendo), lo hizo Argentina, lo hizo Chile. Pero insisto en que no sé si esta es ahora nuestra guerra (nunca mejor aplicado).

16. Total transparencia de las cuentas y de la financiación de los partidos políticos como medida de contención de la corrupción política.

Ya hay mecanismos de control. Si no funcionan, habrá que pedir responsabilidades y arreglar lo que no marcha.

En resumen, creo que el movimiento desborda ilusión y que es muy positivo que en España, un país poco dado a la protesta, alguien se haya decidido a echarse a la calle, y más aún desafiando la arbitraria prohibición de la Junta Electoral Central. Pero para aprovechar esta ocasión, que puede ser histórica, y que toda esta efervescencia social no quede en agua de borrajas, creo que los “indignados” deberían superar cuanto antes la fase de “La imaginación al poder” y asumir un cierto pragmatismo.

En su libro “Disturbing the peace”, Vaclav Havel, primer presidente de la ex – Checoslovaquia tras la caída del régimen comunista, narra su trayectoria de opositor al mismo y explica cómo el éxito de cualquier movimiento de lucha pacífica contra un sistema se cifra en centrarse en algún elemento muy concreto que suponga una puerta abierta al cambio. En su caso, el esfuerzo de los opositores se concentró en la reforma de un artículo de la constitución de su país que venía a decir que el partido comunista era el único intérprete de la voluntad del pueblo. En el caso que nos ocupa – salvando, afortunadamente, las distancias -, pienso que el éxito de cualquier movimiento de cambio pasa por elegir bien unas pocas propuestas muy concretas, capaces de acoger a un grupo de descontentos lo más amplio posible y de abrir la puerta a un cambio de gran calado. Estamos en un país donde nunca ha habido una revolución liberal y donde, por tanto, el poder lleva grabado en los genes que no responde. Por tanto, seguramente ese cambio de gran calado pasa  por poner a la clase política en su sitio (a) reformando la ley electoral para asegurar una mayor representatividad al Parlamento y (b) aboliendo los privilegios de Derecho y de hecho de que goza la clase dirigente, empezando por adecuar sus sueldos y períodos de vacaciones a la realidad del común de los españoles, suprimiendo, por supuesto, las pensiones vitalicias de los antiguos miembros del gobierno, sancionando cualquier dejación de funciones y, en definitiva, haciendo aterrizar a los depositarios del poder del pueblo para que tomen conciencia de que están hechos de la misma pasta que el común de los mortales. Con esas dos propuestas: reforma de la ley electoral y reforma del “estatuto del dirigente”, por decirlo así, me conformaba yo ahora mismo.

Creo que los “Indignados” deberían aprovechar el momento y tratar de tomar impulso de aquí a las próximas elecciones generales. Se trataría, primero, de definir una o dos propuestas muy concretas de cambio que pudieran abrir la puerta a una regeneración del tejido político, social y económico de España. El segundo paso sería luchar por convencer al mayor número posible de ciudadanos para que voten en blanco o emitan un voto nulo si ningún partido acoge claramente dichas propuestas en la próxima campaña electoral. Por otro lado, aunque la protesta ya está teniendo cierta repercusión internacional, seguro que un poco más de exposición mediática allende nuestras fronteras no le vendría nada mal; ¿no se sentirá llamado a hacer una visita al oso y al madroño Michael Moore? ¿No podría hacer algo al respecto algún grupo de actores con buenos contactos? ¿O eso, en el fondo, no es lo que les interesa?

Es hora de demostrar a los políticos españoles quién manda, con el riesgo, claro está, de que ante esa actitud de los ciudadanos acepten el envite y nos vuelvan a demostrar que mandan ellos.

DOCE HOMBRES SIN PIEDAD

En la puerta de la sala de reuniones hay un cartel que pone: “Jurado concurso relatos breves Renfe Cercanías”. Cuelga sólo de un tornillo, a modo de péndulo, a causa de los portazos de los que abandonan brevemente la estancia para ir al servicio a grandes zancadas, refunfuñando con los puños apretados mientras parecen lanzar venablos por los ojos.

Dentro de la habitación el humo es tan espeso que, al entrar, es como un airbag estampado en las narices. Los rostros de los miembros del jurado, cetrinos y macilentos, reflejan las huellas de la falta de sueño y de las deliberaciones ininterrumpidas durante las últimas 48h., marcadas por un tono cada vez más bronco. Después de tantos gritos en esa atmósfera viciada, usar ese hilo de voz enronquecida que queda del habla se ha convertido en un suplicio, que sólo compensa por el desahogo que proporciona lanzar de cuando en cuando un exabrupto al enemigo. Por cuarta vez en los últimos diez minutos el Secretario del jurado se levanta a cerrar la ventana; la otrora inocente abertura en la pared se ha convertido en enclave estratégico de la vertiente térmica de la guerra desatada para decidir el primer premio entre dos concursantes.

 – ¡Si tienes frío tápate con esto, pero no me jodas más con la ventana, que nos estamos ahogando! – le grita en un susurro la Presidenta, arrojándole a la cara un abrigo que a la vuelta a casa habrá que poner en cuarentena para que no ahúme todo el ropero.

– ¡Ya estoy hasta los huevos del tono que empleas conmigo! –  responde airado el Secretario, con un esfuerzo de voz que lo hace enrojecer y le da un aire cómico de desesperado estreñimiento – ¡No permito que ninguna maruja como tú me trate así!-

– Tienes razón, – replica la aludida, dirigiéndose al fedatario de la reunión con una media sonrisa afilada como una navaja barbera – debería ser más respetuosa con un futuro millonario; y sin duda lo serás el día que vendas a cualquier inmobiliaria el solar de tu cerebro. –

El Secretario se precipita hacia adelante y agarra un cenicero metálico, esparciendo a su alrededor toneladas de colillas. Dos de los presentes se interponen entre él y la Presidenta. La mesa, llena de restos de comida, notas en sucio, papeles arrugados, vasos de plástico volcados y manchas de café, tiene, ahora con las cenizas, el aspecto desolador de una planicie devastada por una erupción volcánica.

– ¡Calma, calma, señoras y señores! – interviene uno de ellos tocando aún levemente el brazo del Secretario mientras vigila alternativamente los movimientos de éste y el arma de destrucción masiva, que reposa de nuevo en la mesa – Señor Secretario, no se tome así las cosas, comprenda que ya estamos todos al límite de…. –

– Ya, pero es que ¡vaya con la boquita de la Presidenta…!, le interrumpe un cuarto vocal, aún escocido por aquello de: “De verdad que me gustaría mucho entrar un rato en tu mente de tonto para poder contemplar la infinitud.”

– ¡Bueno, vamos a ver!, – zanja apresuradamente otro antes de que este nuevo foco degenere en otro incendio – hace ya tiempo que nos estamos liando. ¡Esto no puede ser tan difícil!

– Propongo otorgarles a ambos el primer premio “ex aequo” – sugiere alguien más, luchando contra sus agotados músculos por sonreír, mientras su calva parece iluminarse como una bombilla.

– ¡Por amor de Dios! – (silla inclinada hacia atrás, pies apoyados en la mesa, brazos lanzados con furia hacia el cielo, súbito movimiento recuperando milagrosamente el equilibrio) – ¡Parece que somos nosotros los concursantes, pero de una competición de gilipolleces! ¿¿¿¡¡¡ A qué viene ahora esa estupidez de entregar el premio montados a caballo !!!??? – explota un político, vocal del jurado por la correspondiente Área de Cultura.

(Continuará)

 ————————————————————————————————————————————————-

 

Bueno, lo anterior es sólo una broma. Me he presentado al último concurso de relatos breves de Renfe Cercanías (99 palabras) y, como el avispado lector sin duda ya intuye, NO me han dado ningún premio. Naturalmente, no tengo nada que decir del jurado; estoy seguro de que sus miembros son personas normales y corrientes y no una horda de bárbaros, como los que acaba de presentar la imaginación calenturienta del que esto escribe. ¡Ah!, y mi enhorabuena a los participantes premiados.

A continuación, mi relato de 98 palabras:

AL LADRÓN

Alboroto, amenazas de golpes, levanto los ojos del periódico. Los seguratas irrumpen en el vagón y atenazan al raterillo: – ¡Suéltenme! ¡Ésta está loca! – Salto como un resorte: es Quiroga, el que me despidió. Su aspecto es autobiográfico: se creía intocable; le llegó su San Martín. Después el alcohol, la soledad… Un instinto de animal acorralado le hace volverse. Su mirada, al encontrarme, se transforma en una súplica. Uno de los seguratas se da cuenta: – ¿Conoce Vd. a este hombre? – – No. Yo no tengo memoria. ¿No ve que sólo soy una cifra? –

 FIN

Por cierto, lo de entrar en la mente de un tonto para contemplar la infinitud es obra de la vehemente sabiduría budista (sí, tal y como suena) de mi amigo Emilio.


Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 23,166 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores