KATMANDU

 

“Ser pobre no significa que solo puedas tener una educación pobre”. Este axioma, convertido en misión personal, llevará a Laia, una joven maestra infantil catalana, a centrar todos sus esfuerzos en enseñar a los niños más desfavorecidos de Katmandu, con la ayuda de Sharmila, también joven maestra. La película, nos mostrará las extremas contradicciones del país llevándonos desde los paisajes montañosos del Nepal, de una belleza casi onírica, hasta la sordidez de las chabolas de Katmandú, que el espectador prácticamente puede oler, y desde la mentalidad ancestral de sus habitantes, capaz de manifestarse de forma inhumana, hasta la calidez de una sociedad que jamás toleraría la soledad de un anciano.

Su encuentro con esta realidad inclasificable, unida a una vivencia casi fanática de su misión, llevará a la española al extremo de aceptar un matrimonio de conveniencia con tal de no ser expulsada del país. Por otra parte, la personalidad arrolladora de Laia empujará a Sharmila a ir más allá de los límites que siempre se había trazado, especialmente cuando entren en escena los más pobres de entre los pobres, aquéllos a los que ninguna casta puede siquiera acercarse sin comprometer su lugar en la comunidad: los “intocables”.

Con una excelente fotografía, que realza la exhibición del sabor local, y un retrato psicológico de los personajes que no pasa del boceto, la cinta hace bastantes concesiones al género documental. El personaje de Laia ayuda a poner de relieve una situación social desesperante que levanta ampollas: la tragedia de los niños excluidos de cualquier tipo de formación, ya que desde pequeños no pueden ahorrarse el más mínimo esfuerzo para arrancar a cada día su mísera subsistencia. Esta situación los deja atrapados en un círculo vicioso de pesadilla que los condena a ser esclavos perpetuos de la pobreza y que se erige en una auténtica muralla fortificada frente a los mayores esfuerzos por cambiar las cosas. En un segundo plano queda su amiga Sharmila que, para mi gusto, trae al espectador un mensaje tan importante como el anterior: lo importante que puede ser para cada uno el lugar que necesita ocupar entre los demás. De ahí que el paso de la libertad “negativa” – desprenderse de ataduras que sofocan – a la libertad positiva – crear vínculos que refuercen el sentido de la propia vida – debiera ser el resultado de un proceso totalmente consciente, regulado por las propias demandas de la persona, no un salto al vacío. Desde ese punto de vista, al salir del cine me vino a la mente la recomendación que hacía un psicólogo en un artículo sobre el tema: es muy conveniente que cualquiera que pretenda ayudar se pregunte si el otro desea ser ayudado, hasta dónde, cómo, por quién y cuándo. De lo contrario, aun con los mejores deseos, podemos caer, a escala individual, en la impertinencia, y a gran escala, en una forma de colonialismo.

Me ha llamado poderosamente la atención la figura del Lama. Su paso fugaz por la trama me recuerda a la función que suelen desempeñar los ancianos y los sabios en los mitos y fábulas. Profundamente anclado en su medio, este personaje, sin embargo, me da la impresión de levitar sobre la historia. Sin atacar lo establecido, pero contemplando todo lo que pasa como si mirara un mapa de carreteras, el Lama hace de vez en cuando las observaciones precisas para que los acontecimientos doblen recodos y sigan fluyendo.

Creo que es un película que no hay que perderse; eso sí, con dos recomendaciones: a pesar de la calificación no llevar a los niños y buscarse un plan para animarse un poco después.

Foto: http://www.google.es/imgres?q=katmand%C3%BA+un+espejo+en+el+cielo&hl=es&biw=1024&bih=571&gbv=2&tbm=isch&tbnid=1R1zwVzGXcqm0M:&imgrefurl=http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-187879/fotos/detalle/%3Fcmediafile%3D19839863&docid=ZCkBrIuqZjOJHM&imgurl=http://imagenes.sensacine.com/r_760_x/medias/nmedia/18/86/42/22/19839863.jpg&w=700&h=465&ei=ZwIwT6XcA-i-0QWJwLmtCA&zoom=1&iact=hc&vpx=701&vpy=253&dur=5812&hovh=183&hovw=276&tx=196&ty=148&sig=117599276380101896976&page=2&tbnh=125&tbnw=175&start=17&ndsp=20&ved=1t:429,r:9,s:17

Anuncios

0 Responses to “KATMANDU”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 24,222 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: