TUERTO, MALDITO Y ENAMORADO

tuerto

La vida de Elisa no se diferencia mucho de la de cualquier quinceañero, hasta que un día descubre que su persona se ha convertido en el vehículo de expresión de los sentimientos y anhelos de un espectro atrapado en la biblioteca de su instituto desde hace más de 400 años.

Poco a poco se dará cuenta de que no está sola frente a esta aterradora experiencia. A su alrededor descubrirá un “submundo” de personas que, en algún momento, también abrieron “las puertas de la percepción” a un estrato diferente de la realidad. ¿O a los recovecos ocultos de su propia mente?

Cada vez me gusta más la llamada “literatura juvenil”. Alguien dijo que el arte nace de las limitaciones que, por definición, surgen en cualquier intento de representar la realidad – si no intervinieran esas limitaciones, no cabría hablar de representación, sino de réplica, y no de arte, sino de biología -.

Pues eso, la buena literatura juvenil, no sé si precisamente por no echar más leña al fuego de la “biología” de sus genuinos destinatarios, tiende a ser menos fiel a la realidad que la “literatura para adultos”, pero, en la misma medida, también puede ser más fiel a la “verdad” que busca transmitir, más “artística”, y, sobre todo, más agradable de leer.

Un ejemplo de todas esas cualidades es la novela “Tuerto, maldito y enamorado”, de Rosa Huertas. Sus páginas me recuerdan a esos dibujos de Escher en que incontables tramos de escaleras vuelan de forma mareante en direcciones imposibles.

Para el lector que quiera calarse esas anteojeras, la acción de esta novela está llena de resonancias psicoanalíticas: tratar de gestionar la propia vida por intermediación de fantasmas, ¿no es una expresión de la neurosis? Convertirse en el espejo que expresa los fantasmas del otro, ¿no es la esencia del proceso de transferencia en un psicoanálisis clásico?

Pero la obra también nos puede recordar a planteamientos como los de “El país de los ciegos”, de H.G. Wells. En ese relato dos exploradores descubren un recóndito valle cuyos habitantes, debido a una mutación genética, nacían sin ojos. Los visitantes llegarán a ser considerados dementes por su continua referencia a experiencias visuales, más allá del nivel de percepción de los nativos, lo que abocará a uno de los aventureros a una elección dramática. Lo mismo que tantas veces hace la vida con las personas poco corrientes.

Me fascina la posibilidad de que cualquier rincón de la realidad pueda esconder un mundo desconocido y que descubrirlo sólo sea cuestión de mirar desde otro lado. Esa es una de las razones que me llevaron a escribir este blog y esa es la razón por la que un poco de “Tuerto, maldito y enamorado” se ha quedado a vivir conmigo.

 

Imagen: wiju.es

Anuncios

2 Responses to “TUERTO, MALDITO Y ENAMORADO”


  1. 1 Gi 14 septiembre 2014 en 10:58

    Te he otorgado el Premio Dardos en mi blog de relatos . Aunque las « reglas » digan que hay que hacer una entrada para aceptar el premio bla bla bla, poco me importa que no la hagas, para mí tienes el premio por estar entre mis 15 blogs favoritos. ¡Saludos!

    • 2 José Ignacio 15 septiembre 2014 en 10:47

      ¡Te lo agradezco muchísimo! El lograr “llegar” a alguien siempre te da un subidón.

      En cuanto a lo de las “reglas”, pues también te agradezco la flexibilidad y veo que tenemos algo en común, en su día me apropié de una frase de un antiguo jefe que solía decir: “Yo creo en el Estado de Derecho, matizado por la discreta inobservancia de las normas”.

      Un abrazo,

      JI


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 24,211 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: