EL HOMBRE QUE VENDIÓ EL COCHE PARA COMPRAR GASOLINA

Dicen que la biografía de cualquier colectivo humano se puede leer en la arquitectura que ha ido produciendo a lo largo del tiempo. En algunos casos, esa biografía se escribe a zarpazos. WP_20141020_004

Para muestra un botón. Lo que se ve en la imagen es el aborto de una biblioteca de la que iba a dotarse a un barrio bastante joven con necesidades educativas crecientes, en un municipio de la Comunidad de Madrid.

Hace ya unos años, con las obras casi terminadas, el Ayuntamiento de turno detuvo el proyecto, supongo que por falta de presupuesto, y dejó las instalaciones así, protegidas por unas rejas metálicas y por un coche de policía que, de vez en cuando, se instala a su vera al anochecer, como una patrulla costera vigilando los restos de un naufragio. Luego vinieron la crisis y los recortes y la biblioteca nunca llegó a levantar cabeza.

Es conocido que, faltas de mantenimiento, el deterioro natural de las infraestructuras progresa de forma exponencial, no digamos cuando algún alma caritativa les “echa una mano” en su trayecto a la ruina. Lógicamente, lo anterior se traduce en unos gastos de rehabilitación cada vez mayores, si alguna vez llega el caso.

Esto puede dar una idea del trato recibido por la biblioteca nonata a lo largo de este tiempo.

 WP_20141020_003

 

WP_20141020_002WP_20141020_001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No nos gastamos por estos lares unos niveles de educación como para matar de envidia al orbe, y a unos dos kilómetros de allí había ya un par de bibliotecas que funcionaban bien, pero alguien prefirió no invertir recursos públicos en calidad de enseñanza, a cambio, eso sí, de no tener tampoco una nueva biblioteca.

No sé si lo sucedido en el microcosmos de este municipio encaja más como alegoría de una España desbocada de vendedores de humo y reyezuelos faraónicos o como gag surrealista, pero en cualquier caso me recuerda mucho a la historia del hombre que vendió el coche para comprar gasolina.

Supongo que algún día el edificio se rehabilitará (curioso término para aquello que nunca ha llegado a ser “hábil”) y servirá para algo. Espero que, ya entonces, todo el mundo tenga claro que es preferible dedicar esfuerzos a mejorar el nivel de nuestra educación que a seguir inaugurando mamotretos en cualquier palmo desocupado de tierra. Como dice la Federación de Enseñantes Belga, “si la educación te parece cara, prueba con la ignorancia”. A ver si por fin los que deciden escuchan antes.

Entretanto, puestos a buscarle un fin educativo a los restos del naufragio de la biblioteca, quiero pensar que quedarán como icono fantasmal de una España de fantasmones y como aviso de que los que vienen detrás tienen derecho a no vivir en un país semi-esclavo del turismo, de la construcción y de quienes los manejan.

—————————————-

Parece ser que, por si fuera poco, todos los fondos de la malhadada biblioteca ya están catalogados y arrumbados en alguna parte, a la espera de que alguien les dé un lugar en este mundo.

Con un poco de suerte, si es que algún año de estos sale a la luz, buena parte de dicho material ya estará obsoleto. Entonces los bibliotecarios tendrán que volver a trabajar para descatalogarlo y, como suelen hacer en esos casos, ponerlo a disposición del público, a ver si poco a poco la gente se va llevando los fondos descartados, ya que cada centímetro cúbico de biblioteca ocupado en balde supone un coste logístico inútil.

Se trata de un corolario del lamentable episodio de la biblioteca fantasma que yo desconocía hasta ahora. La guinda de este gran éxito de gestión, vamos. A menos, claro está, que esta vez las ratas vengan en auxilio del hombre y nos libren definitivamente de ese problema añadido.

 

 

 

Anuncios

0 Responses to “EL HOMBRE QUE VENDIÓ EL COCHE PARA COMPRAR GASOLINA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 23,543 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: