MENSAJE EN UNA BOTELLA: LA CARA DE PEGUERINOS

WP_20141206_007

Este rostro esculpido en una roca de granito me recuerda a los moais de la Isla de Pascua. Su pequeño tamaño en comparación con aquéllos – la frente queda más o menos a la altura de la cadera de un adulto – y su cara de mala baba le dan un aspecto de enanito gruñón que me resulta muy simpático.

Se encuentra en cualquier lugar dentro de un bosque más de los que rodean el pueblo de Peguerinos (Ávila). Desde luego, la testarudez casi intimidatoria con la que la cara parece empeñada en quedarse ahí plantada no invita a nadie a medir sus fuerzas con ella. Sin embargo, en realidad es bastante huidiza. Para llegar a su presencia por vez primera no valen explicaciones, hay que ir acompañado por alguien del lugar sí o sí. Y en sucesivas visitas, depende. Se sigue un camino forestal hasta llegar a una fuente, en ese punto dejamos la pista a mano izquierda para internarnos entre los árboles y, andados unos pasos, uno se da cuenta de que es casi como si estuviera en medio el mar; no hay puntos de referencia claros. Entonces un vago recuerdo o una intuición pueden llevarnos de nuevo hasta el extraño personaje, pero no sería la primera vez que un excursionista da con la piedra sin problemas un día, y al siguiente no es capaz de encontrarla.

Esa tendencia a esconderse, junto con sus orígenes poco claros, han rodeado a “la cara de Peguerinos” de un cierto aire de misterio. La gente del pueblo dice que lleva allí “mucho tiempo, mucho”. Desde luego, el Diccionario Madoz, que recoge datos de los pueblos de España de 1845 – http://www.diccionariomadoz.org/historia-PEGUERINOS-1-127245.html -, no la menciona, aunque también es verdad que la reseña que contiene sobre esta localidad abulense es muy escueta. La roca es bastante deleznable, como casi todo el granito de la zona, y los rasgos de la escultura están muy marcados. Por eso, aunque no entiendo una palabra del tema, no me encaja que tenga, por decir algo, más de cien años.

Peguerinos fue frente de combate durante la Guerra Civil, los montes circundantes están llenos de trincheras y fortificaciones y hay quien asegura que el singular rostro fue obra de un soldado. A mí me extraña que alguien que está allí para vigilar o para no ser descubierto, y que bastante tiene con llevar el alma en el cuerpo al terminar cada día, deje volar su creatividad atronando el monte a martillazos.

Por otro lado, esos bosques han sido una parte esencial de la economía del pueblo. Hasta hace relativamente poco, de ellos han vivido quienes trabajaban en la industria maderera o en labores forestales o quienes, simplemente, trataban de ganarse un sobresueldo buscando restos de guerra para venderlos como chatarra, a veces con consecuencias fatales. Hay quien apunta a alguno de ellos como autor de la obra, pero me sorprendería que alguien que sobrevive a base de un cuerpo a cuerpo diario con la madera y la crueldad del clima hubiera decidido ir a fajarse con un peñasco como entretenimiento.

Eso sí, nunca he oído a nadie de por allí sugerir hipótesis propias de la “arqueología alternativa”, como que el rostro pudiera ser obra de una civilización extraterrestre. La razón es, a mi juicio, bastante clara; con una población censada de poco más de trescientos habitantes, de cierta edad y dedicados en su mayoría a la construcción, la ganadería y el pequeño comercio, Peguerinos carece de todo atractivo comercial para los traficantes de LSD.

En fin, si algún amable lector pudiera arrojar algo de luz sobre el origen de mi simpático amigo, le quedaría enormemente agradecido.

 

Anuncios

5 Responses to “MENSAJE EN UNA BOTELLA: LA CARA DE PEGUERINOS”


  1. 1 Fernando 9 febrero 2015 en 18:15

    Hola todo me hace indicar que esa cara no existe de lo contrario apareceria en mas sitios. La referencia que das es muy vaga. Hoy en dia con cualquier dispositivo movil se podria dar toda clase de coordenadas.

    • 2 José Ignacio 11 febrero 2015 en 14:31

      Hola Fernando. Gracias por tu visita. Sí, te aseguro que existe, yo la he visitado un par de veces. Esto no es como lo de ir a cazar “gamusinos”. Si tienes curiosidad puedes preguntar en la oficina de información que hay en el pueblo. De hecho, creo que en sus folletos aparece una foto de la cara.

      La verdad es que ni se me había pasado por la cabeza utilizar un GPS para encontrarla. Supongo que la búsqueda “primitiva” forma parte del encanto.

      Saludos,

      JI

    • 3 Santiago Calvo Del Pozo 23 abril 2016 en 21:30

      Hola Fernando. No se si leerás mi respuesta algún día, pero te digo que existe. Está en un sitio poco transitado, pero a la vez, en verano, puede estar muy próximo a unas instalaciones estivales.
      Un saludo.

  2. 4 manuel 11 abril 2015 en 16:47

    Existe. Aparte de frente de guerra, la cara está junto a un campamento militar de la guerra, y su autoría posiblemente se deba a un soldado cantero que entretenía las miles de horas muertas que no había combates ni necesidad de vigilancia en un frente estable durante casi los tres años de contienda. Otra posibilidad es que sea obra de algún cantero del cercano Valle de los Caídos, preso republicano que viviera en una de las muchas casuschas que se construyeron para ellos y sus familias. Aunque esta hipótesis es menos verosimil que la del soldado ocioso, ya que aunque cerca, no se tarda menos de una hora en subir hasta allí desde las faldas de Cuelgamuros. Se habla también de ermitaños por la zona y de algún hipi, ya que cerca de la cara existe un piedra con un ojo divino grabado en ella. Lo cierto es que el descubrimiento de ambas es reciente, entorno a mediados los años ochenta.

    • 5 José Ignacio 18 abril 2015 en 11:48

      Lamento el retraso en contestar, pero he tenido problemas informáticos. Muchas gracias por tu respuesta, Manuel; esto es lo bueno que tiene el mundo digital, que el mismo mensaje en una botella llega a muchos sitios a la vez.

      ¿Me podrías aclarar qué es un ojo divino y cómo localizar éste y el campamento militar del que hablas desde la cara?

      Un abrazo,

      JI


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 23,549 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: