ARQUETIPOS

Definir lo que es un arquetipo sería parecido a explicar cómo funciona un reloj atómico cuando alguien te pregunta la hora. Los arquetipos son entes que actúan como “combustible” de la conducta, los sentimientos y los pensamientos humanos. Se encuentran más allá de cada cultura y de cada tiempo histórico y, por supuesto, de nuestra voluntad. No es necesario aprenderlos para que sean percibidos por nuestro inconsciente. Tampoco pueden ser suprimidos de modo permanente. Su aspecto instintivo los pone en directa relación con nuestros impulsos biológicos y su faceta intuitiva los enlaza con nuestras potencias intelectuales, artísticas y espirituales; su energía irradia en todas direcciones. Esa energía no actúa como una fuerza ciega, sino que parece ejercer su influencia desde una conciencia lúcida de la situación presente para encaminar la acción humana en un determinado sentido. Desde ese punto de vista, sería erróneo calificarlos sólo como los constituyentes esenciales de la psique, porque además de ser “ladrillos” son también “arquitectos”. La concepción que Jung tenía de los arquetipos evolucionó hasta considerarlos como entes cuya realidad objetiva va más allá de lo psíquico y de lo biológico para conformar la mismísima realidad física en coherencia con el sentido que imprimen a la acción humana por medio de manifestaciones “esotéricas” como la sincronicidad; desde este punto de vista los arquetipos aparecen ligados a la astrología. Lo mejor que se me ocurre para tratar de resumir todo esto en una idea es recurrir a una frase de Hermann Hesse (que al parecer hizo psicoterapia con un psicoanalista Jungiano) en su novela Demian: <<sentimiento y destino es la misma cosa>>.

Aunque no es necesario hacer conscientes los arquetipos para promover su actuación, sus efectos se ven potenciados si los convocamos a la conciencia; por el contrario, desde la perspectiva arquetípica las crisis se interpretan como el resultado de las limitaciones que se tratan de imponer a la manifestación de los arquetipos. Por eso, para fomentar la conexión individual y colectiva con los arquetipos, culturas de todos los lugares y tiempos, sin conexión entre sí, han desarrollado imágenes arquetípicas en forma de mitos de una semejanza formal sorprendente.

Viene a cuento referirse a dos de estas imágenes arquetípicas, el “Puer Aeternus” (el niño eterno) y el “Senex” (el anciano, el viejo orden). Un ejemplo cercano de Puer Aeternus sería Peter Pan.

peter_pan_lost_boys

Uno de Senex sería Saturno en la famosa representación que debemos a Goya del dios devorando a un hijo, temeroso de que éste le arrebate el poder.

Saturno

“El acento del puer está en la búsqueda de trascendencia, y sus aspectos creativos, representado en el Padre Celestial y su contraposición y lucha con el denominado Padre terrenal. Hillman capta esta dualidad en la oposición Puer- Senex. Este último Arquetipo lo liga con el Saturno mítico (por ende con el astrológico). (…) el tiempo está abolido y se vive en función de lo que vendrá, de la maravillosa visión trascendente. Esto los hace adoptar un estilo de vida “provisional”, sujeto a ciclos de permanente cambio como pasaje al esplendoroso porvenir que les aguarda. El entusiasmo es la medida de estas transformaciones. Cuando cesa -debido a las necesarias medidas de concreción- el puer gira en busca de nuevos horizontes. Al no concluir lo comenzado le va generando insatisfacción e inmadurez, –aunque en tipos más avanzados pueden hacerlo a medias o superficialmente- mantiene infantiles exigencias de reconocimiento. Su función de sentimiento está paralizada, detenida en la etapa infantil deviniendo egoísta, llegando -en casos extremos- hasta la crueldad. Muchas veces esta actitud arrogante refleja (…) “resistirse al Insulto de un destino vulgar” (4). En aras de ese destino “diferente”, el puer emprenderá empresas grandiosas, pero dada su falta de heroísmo, sucumbirá a ellas. Más que héroe o redentor se transforma en víctima propiciatoria (como el puer Cristo), figura incomprendida. De esta actitud se deduce, en parte, la temprana muerte de los puer. Para ellos no existe el destino vulgar de envejecer como cualquier mortal. Esa es la diferencia con el arquetipo del héroe, quien acepta el dolor, la limitación (…). Puede derrotar al Senex en forma de Viejo Orden. El puer -en apariencia- actúa en forma similar, contraponiéndose a la estructura en forma revolucionaria. Pero luego su incapacidad de plasmar -sumada a su actitud arrogante y egoísta- frustrará sus ideales (…). Los grupos políticos “progresistas” son un ejemplo; sus constantes divisiones por “motivos ideológicos” les resta la fuerza que el Viejo Senex conservador aprovecha.”

(http://www.estirpedelfos.com/index.php?option=com_content&view=article&id=28:el-puer-aeternus&catid=5:congresos&Itemid=11)

El anterior extracto fue escrito en su momento sin ninguna conexión con la situación política actual en España y, sin embargo, parece contener una alusión directa a ella. La razón es que, arquetipos o no, el devenir político presenta patrones intemporales que expresan anhelos, temores y conflictos grabados en el corazón del hombre en un lenguaje que sólo pueden desenterrar el mito, la arqueología o los sueños.

Creo que el primer paso en la senda de la regeneración es recobrar la conciencia de que los mimbres de la política están hechos de algo tan profundamente y tan intensamente humano como esos anhelos, temores y conflictos a que nos referimos y, singularmente, el deseo de dignidad y de justicia. Algo tan humano y, por ello, tan noble, que siempre es capaz de renacer de entre los escombros de la mala fe y del abuso. Algo tan humano y, por ello, tan importante, que no se puede dejar en manos de políticos y economistas.

Otras fuentes:

http://www.odiseajung.com/psicologia-analitica/glosario/los-arquetipos/

http://biotmr.com/2015/03/12/arquetipos-el-lenguaje-simbolico-del-inconsciente-2/

Fotos:

californiadreaming.com

blogs.elpais.com

Anuncios

0 Responses to “ARQUETIPOS”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 22,834 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: