Archivos para 18 marzo 2017

ORIGEN Y DESTINO

Mi padre se gastaba una visión más bien irreverente del mundo que acabó transmitiéndonos. Eso sí, cuando a él le alcanzaban las ondas concéntricas de nuestra propia irreverencia solía aceptarlo con mucha deportividad. Para ese tipo de cosas tenía cintura.

Quizás por eso un buen día, siendo un muchacho, compartí con él sin reparos un pensamiento que me cruzó: “La Naturaleza es tan poderosa que sería perfectamente capaz de producir seres humanos directamente a partir de una especie de caldo de cultivo. ¿Por qué, entonces, la reproducción sexual? Muy fácil, los padres, en realidad, constituyen la pieza más importante de la selección natural; sólo los individuos más aptos son capaces de sobrevivir a su influencia y así, poco a poco, la especie se va volviendo invulnerable”.

El caso es que se quedó una fracción de segundo parado y respondió como si no me hubiera oído. Pareció quedar momentáneamente “tocado” y eso era extrañísimo en él. Tanto es así que, cuando mi padre salió de las ruedas del tiempo, me acordé enseguida de esa ocurrencia mía y deseé que no se la hubiera llevado consigo como un lastre, aunque no pesara más que una mota de polvo. Pero bueno, aun aceptando que exista conciencia fuera del tiempo, supongo que el temor o la culpa no son en el fondo más que corolarios del miedo a la muerte, a la muerte de uno mismo o de parte de uno mismo, así que imagino que el que ya está muerto no tiene nada que temer.

Lo cierto es que me ha dado cierta tranquilidad el ser capaz de aplicarme mi propia medicina sin que me escueza, porque ahora que yo soy padre sigo pensando lo mismo.

Al margen del soporte material y afectivo que se supone que estamos llamados a dar, los padres tenemos una misión oscura; no sólo es que de nuestros errores se aprende que la vida es imperfecta, es que hay personas que son humillantes, violentas, manipuladoras o simplemente inafectivas hasta la patológico, y eso no cambia por el hecho de traer hijos al mundo. Teóricamente, nadie en su sano juicio podría quererlas, pero todos los niños tienen la necesidad de convencerse de que sus padres son buenos y de adorarlos. Sin embargo, esa necesidad psicológica nos puede enseñar a querer de modo irracional, verdadero chaleco salvavidas que encontramos debajo del asiento cuando no nos queda más que agarrarnos precisamente a lo más irracional para ser capaces de seguir queriendo a algo a veces tan cruel, tan injusto o tan vacío como la propia vida. Pero necesitamos amarla y, paradójicamente, hasta parece razonable hacerlo. Tal vez así también aprendemos que la razón es algo mucho más amplio que la lógica y fumamos la pipa de la paz con nuestros instintos y con nuestra intuición.

En cierta forma la misión de los padres tiene un lado oscuro, misterioso y paradójico como el destino. A veces el desconcierto nos lleva a intentar reconducir ese papel a la luz, y entonces creo que nos parecemos a aquél que en plena noche buscaba bajo una farola las llaves de su casa, que había perdido doscientos metros más arriba, porque en ese otro lugar la calle no estaba iluminada.

 

VERDUGOS

“(…) Enrique VIII (fue) uno de los primeros reyes absolutos. Cuando empezó su reinado era un muchacho atlético, deportista, culto, ponderado, encantador; cuando lo terminó, tres decenios después, era un monstruo sanguinario que llevaba condenadas a muerte a unas setenta mil personas, pesaba 150 kilos, medía 1,50 de cintura y no podía sostenerse sobre dos piernas rollizas plagadas de llagas purulentas y malolientes. El poder absoluto lo había pervertido.”

(Juan Eslava Galán; Historia del mundo contada para escépticos)

Años atrás alguien me dijo que la personalidad es una y que lo que alguien hace a otro, en el fondo se lo está haciendo a sí mismo. No lo entendí, pero ahora lo entiendo.

Traigo este tema porque siempre me ha preocupado mucho la relación entre el verdugo y su víctima. Por un lado, es uno de los “lenguajes” más utilizados en el mundo (bien por encima del español o del chino), hasta el punto de que no creo que haya quien pueda decir que nunca ha sido una cosa o la otra, o incluso las dos a la vez. Por otro, el daño que causa esa “interacción” es doble: el daño directo es evidente; el indirecto puede ser aún peor por lo insidioso: la víctima suele sentirse, además de dolorida, engañada por la humillación sufrida pensando que su agresor ha quedado por encima y que la próxima vez él o ella será quien esté en el lado “correcto” de la ecuación. De esta forma el infortunado, además de sufrir, queda infectado, a veces de por vida, de un mal que puede acabar destruyéndolo por acción y reacción.

Así que, cuando hacemos daño a otro, tendremos mucha suerte si la vida nos perdona y nos para los pies.

DANZAD, DANZAD MALDITOS*

“Los  niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo.”

Atacar lo que uno “es” es el peor acto de violencia psicológica que se puede cometer contra alguien. Hacérselo a un niño utilizando como arma arrojadiza su identidad de género es una crueldad desgarradora.

“¿¡¡Todavía no lo has hecho…!!?” “El segundo es el primero de los perdedores.” “¿Has aprobado todas? ¡Así estás tú…!” “El que no vale se queda en la cuneta.” “¿De qué museo has sacado ese móvil?” “Es el programa y no me puedo salir de él.” “¡No me jodas que nunca te has colocao!” “Esto es para que os acostumbréis a lo que os espera en la universidad.” “¡Eres un amargado sin vida social!” “No le dejes los apuntes, así una menos.” “Tienes pocos seguidores en Facebook, ¿no…?”

Pero, además del transfóbico, hay  muchos otros “autobuses” que marchan triturando a los chicos demostrándoles que son “inadecuados”, incluso antes de salir de su casa, y ya los consideramos parte natural de esta vida.

tank-tread

Como un sistema que se llama a sí mismo “educativo” y que, suponiendo que mire hacia alguna parte, no ve personas a las que ayudar a descubrir qué son y qué pueden llegar a ser, sino aspirantes a los que entrenar para dejar atrás a sus competidores y clases sociales a las que separar como un decantador.

decantador_-_techneau

 

*http://www.filmaffinity.com/es/film492709.html


Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 22,834 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores