Archivo para 3 octubre 2017

CATALUÑA: ¿QUIÉN VA A ACORDARSE AHORA DE BOBBIO?

Iusnaturalismo, iuspositivismo (tradicional o contemporáneo), realismo jurídico… No me veo con fuerzas para intentar ofrecer ni tan siquiera unos breves trazos de las diferentes corrientes  de pensamiento que han navegado por la Filosofía del Derecho a lo largo del tiempo. Además, si lograra reunir el coraje suficiente para emprender tal hazaña, no creo que lograra transmitir algo muy distinto al griterío de un grupo de internos soliloquiando desconcertadamente en un frenopático, lo que no sería de mucha ayuda.

Creo que nos podemos ahorrar la desagradable experiencia si empiezo y termino por referirme a la obra de Norberto Bobbio, jurista y filósofo italiano que se ocupó, entre otras muchas cuestiones, del fundamento de la legitimidad del ordenamiento jurídico y en 1970 afirmó:

Cuando se pregunta cuál es el fundamento de la norma fundamental, que debería fundamentar la validez de todas las demás normas, se oye responder – y en rigor no hay otra respuesta posible – que el fundamento de esta norma última, no pudiendo ser otra norma superior, es su eficacia, o sea el hecho, el mero hecho, histórica y sociológicamente comprobable, de que las obligaciones que se derivan de ella son habitualmente cumplidas, o correlativamente, que el poder instituido por ella, que es precisamente el poder último, más allá del cual no hay otro poder, es efectivamente obedecido.

En otras palabras, no tiene sentido decir que un conjunto de normas son Derecho cuando, por la razón que sea, el mismo no se observa de forma generalizada en la comunidad a la que va dirigido.

Peces-Barba acuñó el término “Hecho Fundante Básico” para referirse a la sustitución de una norma fundamental ficticia por la base empírica del poder como fundamento del ordenamiento jurídico. Para Peces-Barba, por ejemplo, el Hecho Fundante Básico en el que se apoya el ordenamiento jurídico vigente en España, incluida la Constitución como vértice del mismo, era la Transición (aunque ésta se desarrolló a partir de la legalidad anterior y sin ruptura formal con ella).

Evidentemente, un Hecho Fundante Básico es siempre un acontecimiento trágico en la vida de una comunidad, trágico en el sentido de que algo perece para alumbrar una realidad nueva.

A la vista de todo esto, pienso que agarrarse como un ancla a la ilegalidad del referéndum de independencia de Cataluña como única respuesta a la situación que vivimos es perder de vista la verdadera naturaleza, incluso jurídica, del problema, porque el Derecho es más que la ley; es lo sabe cualquier estudiante de Primero de Derecho.

Hacen falta políticos capaces de analizar y valorar con toda la serenidad posible, en un lado, si el grado de desafección de Cataluña por el ordenamiento jurídico español es suficiente para entender que se ha producido una ruptura de la base efectiva, histórica y sociológica, en que se sustenta nuestro sistema constitucional y, en el otro, si esa desafección implica a su vez un grado de consenso suficiente en Cataluña como para considerar que se ha producido un Hecho Fundante Básico de un estado catalán.

Pero para eso es necesario contar con personas que demuestren, por utilizar la manida expresión, que cuentan con la fuerza para cambiar lo que se puede cambiar, con la capacidad de aceptar lo que no y con la sabiduría de distinguir lo uno de lo otro. A lo que añado por cuenta propia: y con el carisma necesario para transmitir esa “clarividencia” a la sociedad y, en concreto, a su electorado. Es decir, rectifico, no hacen falta políticos, hacen falta estadistas en ambos lados. Por tanto, hay que cambiar de “interlocutores”, por llamar de alguna manera a lo que ahora tenemos. Quizás es tiempo de elecciones generales y autonómicas.

Y mientras tanto seguiremos oyendo repetir como un mantra que la consulta es ilegal, no sé si en la esperanza de que los independentistas acaben tirándose al mar al son de esa música, como si los condujera en trance el flautista de Hamelin, o aguardando sabe Dios qué.

Por otro lado, tampoco hay que extrañarse mucho de la simplicidad de tal discurso en un mundo donde, como dijo alguien, el pensamiento tiende a reducirse a un tuit y el sentimiento a un emoticono.

 

Fuentes:

http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2177-70552012000100003

https://core.ac.uk/download/pdf/30041832.pdf

Anuncios

Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 24,060 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores