Archive for the 'OPINIÓN' Category

CIENCIA Y MITO

Se acaba de publicar en el Washington Post una noticia sobre dos estudios científicos que apuntan a la posibilidad de desarrollar órganos humanos en embriones de animales de cara a su utilización para transplantes. Los híbridos de humano y animal han empezado ya a denominarse “quimeras”, en recuerdo de la criatura mítica con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente:

https://www.washingtonpost.com/news/speaking-of-science/wp/2017/01/26/scientists-create-a-part-human-part-pig-embryo-raising-the-possibility-of-interspecies-organ-transplants/?utm_term=.edf280cde667

¿Hay algo inconsciente que empuja a la ciencia a devolvernos el mito? Como en la conocida anécdota atribuida a Bernard Shaw (1), en vez de animales con órganos humanos, ¿podríamos fabricar humanos con partes de animal? Por ejemplo, ¿un minotauro? Históricamente la explicación mítica del mundo precede con mucho a la científica, ¿es que ahora la ciencia pretende cerrar el círculo? ¿Por qué?

tondo_minotaur_london_e4_man

Algo ha llamado al minotauro a la palestra de la conciencia. ¿Ha venido a explicarnos algo esa criatura mítica?

La historia del toro – hombre es bastante conocida: el legendario Minos se disputaba el trono de Creta con sus hermanos y pidió al dios Poseidón que mandara un toro del mar como señal de que el trono le correspondía por derecho divino, con el compromiso de sacrificar al animal en su honor. El toro fue enviado y Minos coronado rey, <<pero, cuando pudo apreciar la majestad de la bestia (…) pensó en las ventajas que le traería ser dueño de tal ejemplar y decidió arriesgar una sustitución mercantil, que supuso que el dios no tomaría en cuenta. Por lo tanto, ofrendó en el altar de Poseidón el mejor toro blanco que poseía y agregó el otro a su ganado>>. El caso es que, durante una de las belicosas ausencias de Minos, su esposa, la reina Pasifae, fue poseída por el toro y, fruto de aquella unión nació un monstruo, mitad hombre y mitad toro, el Minotauro. Como se verá enseguida, Minos se sintió culpable de lo sucedido y, para ocultar un hecho tan vergonzoso, hizo construir un laberinto en cuyo centro ocultó al monstruo <<y desde entonces fue alimentado con mancebos y doncellas vivos, arrebatados como tributo a las naciones conquistadas por el dominio cretense>>.

Los párrafos entrecomillados en cursiva pertenecen al libro “El héroe de las mil caras”, de Joseph Campbell, al que ya me he referido en otra entrada:

https://escritodesdelastripas.wordpress.com/2012/02/09/el-minotauro/

El símbolo es el escondrijo y, a la vez, el plano que conduce a encontrar lo que se ha escondido. La leyenda del minotauro es una historia de robo y de sacrificio, de un don divino, el toro blanco, que se convierte en una maldición cuando es sustraído a la finalidad legítima con que fue otorgado y del subsiguiente sacrificio humano necesario para minimizar los estragos que eso causa. Sólo superando el desafío del laberinto se puede encontrar la salida a este drama.

Quizás el conocimiento, de luz liberadora ha pasado a ser la sombra de su propia luz, y esta paradoja es a su vez el laberinto que encierra al monstruo en que se ha convertido el propio conocimiento. Un monstruo que crece alimentándose de la capacidad de las personas para decidir su propio destino. Cada vez el mundo está más lleno de “gurús”, señores de cualquier conocimiento o pseudo-conocimiento de parcelas específicas del saber que son los únicos que tienen respuestas “sensatas” a cualquier dilema. Cada vez se cuestiona más el principio democrático argumentando que no todo se puede votar, que hoy en día los problemas son demasiado complejos para el hombre común, que sólo los técnicos, principalmente los economistas, saben lo que, dentro de lo que es posible, nos conviene (como si cualquier solución “técnica” no implicara necesariamente un juicio de valor sobre lo que es conveniente lograr). Hoy en día al que tiene la sartén por el mango le basta con decir que lo que ha decidido “era lo único que se podía hacer” para justificarse, como si el que piensa lo contrario fuese un iluso que habita el cuento de la lechera. Creo que fue Jefferson quien dijo algo así como que, en lo concerniente a la vida de la comunidad, el voto de un campesino vale tanto como el de un erudito, porque las decisiones que allí han de adoptarse no pertenecen al ámbito del saber, sino que son de índole moral. Por cierto, también hay campesinos o, en este caso, ganaderos, eruditos, como José Pinto (2).

¿Y si el minotauro, traído esta vez, no por Poseidón, sino por la genética, hubiera aparecido de nuevo para decirnos que es en nuestra capacidad de perseguir el conocimiento donde reside el don que los cielos o la evolución han otorgado a nuestra especie, y para urgirnos a no tolerar que nadie nos arrebate esa dignidad, y menos aún en nombre del conocimiento?

De todos modos, en España no creo que deba preocuparnos la llegada del minotauro. Probablemente esta línea de investigación genética reciba todo tipo de apoyos siempre que se enfoque a cruzar cerdos con ciempiés para que den más jamones.

 

(1) Se dice que una hermosa dama propuso a Bernard Shaw tener un hijo, esperando que éste naciera con la belleza de ella y la inteligencia de él. El escritor declinó cortésmente la oferta ante el temor de que el retoño, en cambio, adquiriera la belleza de él y la inteligencia de ella.

(2) Para quien no lo conozca, José Pinto es un ganadero de Casillas de las Flores que ha participado en noventa y ocho programas de Saber y Ganar haciendo gala de una inteligencia y una erudición casi tan impresionantes como su sencillez y su sentido del humor. Vaya esta entrada por él.

PANDEMIA

Jean-Jaques-Rousseau (1)

<<Grocio niega que los poderes humanos se hayan establecido en beneficio de los gobernados, citando como ejemplo la esclavitud. Su constante manera de razonar es la de establecer siempre el hecho como fuente del derecho. Podría emplearse un método más consecuente o lógico, pero no más favorable a los tiranos.

Resulta, pues, dudoso, según Grocio, saber si el género humano pertenece a una centena de hombres o si esta centena de hombres pertenece al género humano. Y, según se desprende de su libro, parece inclinarse por la primera opinión. Tal era también el parecer de Hobbes. He allí, de esta suerte, la especie humana dividida en rebaños, cuyos jefes los guardan para devorarlos.

Como un pastor es de naturaleza superior a la de su rebaño, los pastores de hombres, que son sus jefes, son igualmente de naturaleza superior a sus pueblos. Así razonaba, de acuerdo con Filón, el emperador Calígula, concluyendo por analogía, que los reyes eran dioses o que los hombres bestias.

El argumento de Calígula equivale al de Hobbes y Grocio. Aristóteles, antes que ellos, había dicho también que los hombres no son naturalmente iguales, pues unos nacen para ser esclavos y otros para dominar>>.

Así razonaba Rousseau cuando trataba de definir el objeto de la investigación que iba a emprender en “El contrato social”.

<<Ya en épocas remotas –existen en este sentido textos del siglo VI antes de Jesucristo- se afirmaba como verdad indiscutible, que la estirpe determina al hombre, tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente –era un hecho objetivo que los hijos de “buena estirpe”, superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia: desde que Mendel formulara sus famosas “Leyes” nadie pone ya en tela de juicio que el hombre es esencialmente desigual, no sólo desde el momento del nacimiento sino desde el propio de la fecundación>>.

Esto afirmaba un joven presidente de la Diputación de Pontevedra, llamado Mariano Rajoy, en un artículo publicado en el diario El Faro de Vigo, allá por 1984, y creo que nadie puede negar un claro paralelismo entre lo que Rajoy defendía a finales del s. XX y lo que Rousseau combatía en el Siglo de las Luces como fuente de la tiranía.

Seguramente es injusto confrontar a cualquiera con lo que pensaba hace media vida. No sé qué opinaría ahora nuestro Presidente del Gobierno en funciones de lo que sostuvo entonces, ni me importa demasiado su postura personal al respecto, pero ya que sale a relucir la genética, no puedo evitar preguntarme si el talante del texto de Rajoy puede servir de muestra de un cierto “supremacismo” engranado en el ADN del PP como mal “sistémico” del partido, esa sombra de la personalidad que tiñe muchas comparecencias de sus líderes de un tono entre inhóspito y chulesco de: “¿Explicar yo? Yo no tengo por qué explicarle nada y, además, usted no lo iba a entender”.

Y a continuación me pregunto si en el “establecer siempre el hecho como fuente del derecho” al que alude Rousseau, tan característico de quien cree ser uno de los “elegidos”, no está precisamente el germen de esa pandemia que se ha ensañado con lo que fue el patrimonio común de todos los españoles de “buena estirpe” o no, una pandemia de nombre “corrupción”.

corrupción

Para quitarme el mal sabor de boca que me han dejado estas líneas, y para no seguir mezclando licores, terminaré con un poco más de Rousseau:

Aristóteles tenía razón, sólo que tomaba el efecto por la causa. Todo hombre nacido esclavo, nace para la esclavitud, nada es más cierto. Los esclavos pierden todo, hasta el deseo de su libertad: aman la servidumbre como los compañeros de Ulises amaban su embrutecimiento. Si existen, pues, esclavos por naturaleza, es porque los ha habido contrariando sus leyes: la fuerza hizo los primeros, su vileza los ha perpetuado.

Fuentes:

El contrato social – Editado por elaleph.com

http://www.huffingtonpost.es/2014/02/25/articulo-rajoy_n_4854338.html

Imágenes:

concienciapublica.com

centrodedebate.es

TUFILLO PATRIMONIALISTA

Escribo sobre este tema con retraso, o tal vez antes de tiempo, pero a menudo uno está sometido a la tiranía, o al menos al mandato (nunca mejor aplicado, como vamos a ver), de las circunstancias.

Entre las críticas a nuestro sistema político emanadas con mayor fuerza del 15-M estaba la relativa al “déficit democrático”, como consecuencia de la falta de respeto de las instituciones políticas a la voluntad del pueblo, puesta de manifiesto con especial crudeza cuando las mayorías parlamentarias se apartan radicalmente de los programas electorales en que se basó su elección.

Esto ha llevado a cuestionar la prohibición contenida en el art. 67.2 de nuestra Constitución: “Las Cortes Generales no estarán ligadas por mandato imperativo”. ¿Cuál es el origen y el sentido de esta prescripción constitucional?

Durante la época medieval cada estamento social se hacía representar en las asambleas por medio de mandatarios pertenecientes a él y ligados a sus instrucciones, de obligado cumplimiento, con posibilidad de revocación del mandato en caso de apartarse de ellas. Esto es lo que se conoce por “mandato imperativo”.

La prohibición del mandato imperativo surge con la Revolución Francesa. Desde el punto de vista teórico, la misma se suele asociar a la idea de soberanía nacional. La Nación se consideraba una “persona moral” distinta y superior a la suma de sus individuos o de cualesquiera agrupaciones éstos pudieran formar. Los diputados no representaban ni a quien los eligió ni a nadie en concreto, sino que se los designaba para que sustituyan a los electores en la formación de la voluntad nacional, mientras éstos ya sólo tenían que preocuparse de perseguir su interés particular; de ahí la prohibición de que los representantes se obligaran al cumplimiento de cualquier tipo de instrucción. Una de las consecuencias de este esquema de representación sustitutiva, propia del Estado liberal, fue la “patrimonialización” del escaño, puesto que el poder del votante se agotaba en la elección del representante, sin que éste, una vez elegido, debiera lealtad a nadie, por lo que en la práctica podía considerarse “dueño” de la representatividad conferida.

La transformación del Estado liberal en Estado democrático se cimenta sobre la progresiva universalización del sufragio y la aparición de los partidos políticos, cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado que contribuyen a configurar la opinión de los electores, aglutinan los sufragios en torno a diferentes ideologías y dirigen el voto de los parlamentarios elegidos en sus listas quienes, en el marco de este esquema de representación, se supone que defenderán el programa con el que se presentaron a las elecciones y, en caso de poder formar gobierno, ajustarán tanto como sea posible su actuación al mismo. Pese a un cambio tan significativo, la prohibición del mandato imperativo del Estado liberal al Estado democrático y, de hecho, nuestra Constitución la recogió de otras varias pertenecientes a nuestro entorno jurídico.

¿Qué hacer con la prohibición del mandato imperativo? ¿Es esta la barrera jurídica que nos separa de la democracia real en el ámbito parlamentario?

El Tribunal Constitucional ya se ha pronunciado sobre cómo entender tal prohibición en el marco de nuestro sistema de “representación representativa” y no sustitutiva, como en el caso del Estado liberal. Conforme explica el Profesor Presno Linera en uno de los enlaces que acompaño más abajo, la interpretación que sostiene el máximo intérprete constitucional es que:

Ahora la representación debe ser representativa y no sustitutiva, y para ello es necesario el establecimiento de una fórmula electoral de asignación proporcional de escaños, como elemento imprescindible para dotar de verdadero pluralismo a un sistema político, pues permite que cada opción política tenga una presencia en las instancias de decisión ajustada al respaldo electoral obtenido y, en consecuencia, a su implantación social (el resaltado es mío).

Y concluye:

Esta nueva configuración del instituto de la representación otorga un sentido diferente a la prohibición de mandato imperativo que sigue vigente en los textos constitucionales que instauran el Estado democrático de Derecho, en el que la mencionada prohibición sólo puede tener un sentido funcional: no hay sometimiento a ningún tipo de mandato porque el representante se debe únicamente a la representatividad que porta y que se configuran en las urnas, en la voluntad política de un sujeto jurídico, el cuerpo electoral. Lo que ahora se busca es que los elegidos respondan a lo elegido por los ciudadanos (…) (el resaltado es mío).

En definitiva, la única forma de entender la prohibición del mandato imperativo con un encaje sistemático dentro de la totalidad del texto constitucional es, no como una patente de corso para que los partidos traicionen a quienes depositaron su confianza en ellos, sino, al revés, como una salvaguarda frente a la tentación de los partidos políticos de “patrimonializar” la representatividad de los parlamentarios obligando a éstos a apartarse de la voluntad expresada por los electores (que funcione o no en la práctica es otra cosa).

Muy interesante (o no), pero, ¿a qué viene ahora todo esto? Pues viene, al menos a mi cabeza, al hilo de las pasadas (y quizás de las futuras) negociaciones para formar gobierno que han tenido lugar recientemente, en cuyo marco al menos PSOE y Podemos han sometido a votación entre sus afiliados la posición que debían adoptar sus representantes parlamentarios. En mi opinión, esto supone desconocer que los partidos políticos son un engranaje a través del cual pueden participar en las más altas instancias de decisión las diferentes opciones políticas presentes entre los ciudadanos que conforman el cuerpo electoral, y no sólo sus respectivos afiliados. Así, lo que se ha puesto de manifiesto es que, bajo un ropaje formalmente democrático, puesto que una consulta ha precedido a la decisión tomada por los líderes de ambas formaciones, en los políticos sigue instalada una concepción patrimonialista de la representación parlamentaria, aunque ahora a favor de cada partido, no de cada diputado.

Creo que hay ocasiones, y la que acabamos de vivir ha sido una de ellas, en las que quien es un líder, y no simplemente un jefe de partido, debe ser capaz de interpretar una voluntad política que va mucho más allá de la de los propios afiliados y alcanza a todos los ciudadanos que se identifican con la opción política que encarna aquél. Y quien de verdad es un líder también debe ser capaz de asumir el riesgo político que esa interpretación comporta.

jefe-vs-lider

Tras el fracaso de las negociaciones para formar gobierno, Mariano Rajoy dijo en unas declaraciones que ahora eran “ellos” (supongo que se refería a los políticos) quienes tenían que pactar con los ciudadanos, y así nos dio un nuevo ejemplo de la concepción patrimonialista de la representación parlamentaria a que se apega la clase política, como si ésta, “per se”, ostentara un poder que le permitiera negociar con los ciudadanos aun antes de ser elegidos por éstos. Por eso, cualquier partido que de verdad aspire a llevar a cabo una “nueva política” debería empezar por desterrar el más mínimo tufillo “patrimonialista” en cuanto al poder político. Yo confío en que Pablo Iglesias, que no sólo es politólogo, sino más inteligente que yo, acabe por tomar conciencia de que para ser progresista no hay más remedio que ahondar primero en la raíz de las cosas.

 

Fuentes:

http://representacionrealya.es/?p=101

https://antoniogarciatrevijano.com/2007/03/06/mandato-imperativo/

http://digibuo.uniovi.es/dspace/bitstream/10651/29015/1/Prohibicion.pdf

 

Imagen: evelinruz.com

AFRENTA

En un lugar de estos lares de cuyo nombre me duele acordarme, hace tiempo que malvive un mastín de carnes flacas y mirada triste que evita al ser humano como a la peste, aunque sus desventuras todavía no han logrado borrarle por completo los rasgos de lo que en mejores días debió de ser una soberbia planta, y hasta podría decirse que aún tiene un aire dulce.

Los animales domésticos, y en especial los perros, que son para mí una debilidad, encierran toda la energía de la naturaleza, pero a la vez están completamente a merced de nosotros.

¿Es que la naturaleza nos afrenta de tal modo al alejarnos de su seno mediante el regalo, o la maldición, de la conciencia individual como para que haya quien necesite vengarse de ella en los perros? ¿Y si uno de aquéllos llega a sentir que el dolor es demasiado grande para sobrellevarlo solo y se encuentra en una situación de poder sobre otras personas…?

perro-abandonado-dulce-y-triste-22105737

Cuando presencies una crueldad “nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti”.

Foto: dreamstime

PROMETEO

300px-Heinrich_fueger_1817_prometheus_brings_fire_to_mankind

Un día de picnic en la campiña inglesa. La nota de color la pone un globo a punto de aterrizar que atrae las miradas de todos. A la distancia que se encuentra del suelo se observa sin esfuerzo que la barquilla está ocupada por un niño y un adulto concentrado en hacer alguna maniobra con el cordaje. De repente se levanta un viento racheado. La primera ráfaga coge desprevenido al adulto y lo arroja fuera de la barquilla, sin causarle daño significativo; la segunda comienza a arrastrar el globo, aún cerca del suelo. Como espoleados por un latigazo electro-químico, un grupo de hombres que parecen brotar de todas partes a la vez se precipita hacia el globo y todos, siguiendo el impulso común, se cuelgan de la barquilla, donde el niño ha explotado en un llanto histérico. Conforme el dolor muscular producido por el esfuerzo va devolviendo a cada uno la conciencia de sí mismo va reapareciendo el pensamiento y, con él, un nuevo instinto empieza a golpear también la puerta de la conciencia. Cada uno sabe que, si todos aguantan, por más que arrecie el viento el globo no podrá despegar y acabará por enredarse en las ramas de los árboles, que detendrán finalmente su curso errático sobre la explanada. Pero el cansancio o el miedo empiezan a estrechar su cerco sobre este grupo de hombres y uno se suelta; pronto le seguirá otro y, poco después, otro más. El peligro resulta progresivamente amenazador para los que resisten; cada vez que uno de ellos abandona el globo éste pierde lastre y parece ganar altura con velocidad creciente; pronto resultará tan fatal quedarse como saltar, quizás tan pronto como el tiempo de un parpadeo.

Se trata del planteamiento más crudo y más directo que conozco del dilema del mamífero: ¿cuánto doy a favor del grupo que me sostiene y cuánto me quedo para mí? Así lo presentaba el escritor británico Ian Mc Ewan en su novela “Enduring love”, que arranca con el episodio del globo que he referido, aunque luego continúa su marcha por otros derroteros. Corría el año 2007, antesala de la crisis financiera mundial, y entonces era una cuestión de actualidad; hoy día lo es aún más, si cabe. Como muestra, este mes de abril parece venir cargado de oscuridad:

Según un informe que Unicef acaba de publicar:

“La desigualdad infantil en España en función de los ingresos de las familias nos sitúa a la cola de los países desarrollados.

Somos el sexto país con más desigualdad infantil en materia económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y el cuarto de la Unión Europea (UE), tan solo por delante de Rumanía, Bulgaria y Grecia”.

https://www.unicef.es/actualidad-documentacion/publicaciones/equidad-para-los-ninos-el-caso-de-espana

En este contexto tan lamentable se da, como una botella dentro de otra, la pobreza energética, que se puede definir como “la dificultad o la incapacidad de mantener la propia vivienda en las condiciones adecuadas por razones económicas”. Los datos de otro informe, presentado el pasado día 14, también son desalentadores:

“La Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) ha presentado este jueves en el auditorio de Mediab-Prado de Madrid su 3er estudio de pobreza energética ‘Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética. Nuevos enfoques de análisis’ que desvela que 5’1 millones de personas en España, el 11 % de los hogares, son incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno, lo que ha supuesto un incremento del 22 % en tan solo dos años, fecha del último estudio”.

http://www.cienciasambientales.org.es/index.php/noticias/567-3er-estudio-pobreza-energetica-en-espana-nuevos-enfoques-de-analisis.html

En el año 2013, el llamado “Decreto de pobreza energética de Cataluña” pretendió aliviar mínimamente esta situación en el ámbito regional mediante una propuesta tan tímida como prohibir a las compañías de luz y gas que, en caso de impago, cortaran el suministro de energía a personas económicamente vulnerables durante los meses de invierno, pasados los cuales aquéllas tendrían que abonar la totalidad de la deuda contraída. El Gobierno central recurrió la citada norma ante el Tribunal Constitucional y éste acaba de dictar una sentencia que acoge la postura del Gobierno y, en defensa de la “unidad de mercado”, declara la nulidad del decreto por invadir competencias estatales.

Es digno de mención el voto particular de uno de los magistrados:

“Invito a reflexionar sobre si el papel de los juristas y en especial de los jueces constitucionales en la sociedad actual va más allá del positivismo formalista y sobre si un sistema que, por perfecto que parezca en términos de simetría lógica, subordine su mantenimiento y funcionamiento a la marginación o exclusión social de parte de su población, tiene cabida en un régimen jurídico-constitucional que se define como social y democrático”.

http://blogs.20minutos.es/la-energia-como-derecho/2016/04/15/la-pobreza-energetica-y-la-sentencia-del-constitucional/

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/tribunal-constitucional-anula-plan-pobreza-energetica-catalunya-5038654

Pues, ya que estamos hablando de energía calorífica, yo me permito invitar al amable lector a otra reflexión mucho más elemental: ¿habría el desarrollo de la Humanidad el mismo caso de que, en sus albores, sólo unos cuantos hubieran logrado guardarse el fuego para sí?

Llegados al punto en que nos encontramos, me temo que esto ya sólo lo arregla Prometeo.

 

Imágen: Wikipedia (Óleo en lienzo de Heinrich Friedrich Füger: Prometeo lleva el fuego a la humanidad; ca. 1817)

COMPRA Y VENTA

 

Cáritas. 10 de marzo de 2016.- Cáritas apela “a los gobernantes y a las autoridades públicas a no que no hagan oídos sordos ni miren para otro lado ante la vergüenza de esta moderna esclavitud que es la prostitución y que está a la vista de todos”, una lacra que reclama de todos que “abramos los ojos a su realidad y escuchemos su clamor” (…)

Impacto de la crisis

Asimismo, en la difícil coyuntura social actual se constata que algunas de las mujeres solo encuentran como posibilidad de subsistencia para ellas y para sus hijos el mantenerse en el ejercicio de la prostitución. Esta situación explica que algunas de ellas hayan vuelto a esta actividad, incluso después de unos años de haber tenido trabajo, tras haber agotado todas las prestaciones.

Lo que señala la experiencia de Cáritas es que el regreso al mundo de la prostitución acontece cuando se atraviesan momentos de dificultad económica en el núcleo familiar; aunque ésta suele ser la última de las opciones, se encuentra presente. Muchas veces se retoma esta actividad a espaldas del núcleo familiar, ocultando la realidad a la pareja y a los hijos bajo variados pretextos.

http://www.caritas.es/noticias_tags_noticiaInfo.aspx?Id=8837

La prostitución es un ejemplo extremo de cómo la desigualdad económica, también extrema, confisca el derecho de la persona a decidir lo que pone en venta y lo que no. Eso ya está sucediendo en España. Y además esa desigualdad engorda con todo lo que se va llevando por delante.

trickle

Esta no es la única muestra de cómo la necesidad puede imponerse sobre la voluntad hasta el punto de arrastrar al individuo a lo indigno; la European Union Agency for Fundamental Rights llegó hace poco a la siguiente conclusión:

La explotación laboral severa está generalizada en la UE en una serie de sectores, pero los autores siguen actuando con impunidad.

La citada Agencia define así esta forma de explotación:

¿Qué es la explotación laboral grave? Ejemplos de explotación laboral severa son trabajar todos los días de la semana por un salario que se paga de manera irregular o no se paga; vivir en condiciones deficientes y de hacinamiento, aislado del resto de la comunidad, o trabajar sin contrato y sometido a amenazas continuas de deportación. Desde un punto de vista formal, se entiende por «explotación laboral severa» cualquier forma de explotación laboral que sea delictiva con arreglo a la legislación del Estado miembro en cuestión. Aunque la legislación penal comunitaria solo cubre ciertas formas de explotación laboral, el artículo 5 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE prohíbe la esclavitud y el trabajo forzado, mientras que el artículo 31 estipula que todos los trabajadores tienen derecho a unas «condiciones de trabajo justas y equitativas».

http://www.fra.europa.eu/sites/default/files/fra-media-memo-severe-labour-exploitation_es.pdf

http://www.20minutos.es/noticia/2682567/0/trata-explotacion-laboral/mas-diez-mil-personas/identificadas-riesgo-espana/

Cuando algo se pierde en la oscuridad, mirar debajo del foco de luz más próximo no es garantía de encontrarlo, pero no se pierde nada por probar. Igual que en tiempos de crisis no se pierde nada por volver la vista hacia los clásicos:

“La igualdad en la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro ni ninguno tan pobre que se vea obligado a venderse”

Jean Jacques Rousseau 

El contrato social

¿Tiene sentido haber logrado mantener a raya los avatares de la naturaleza para acabar hundiéndonos en los avatares del sistema destinado a resguardarnos de aquéllos?

 

Imagen: memes.com

 

GENEROSIDAD

1403198908_657482_1403273835_noticia_normal

 

<<Abriré un diálogo con generosidad y amplitud de miras>>

Mariano Rajoy Brey

Presidente del Gobierno en funciones

 

Yra e vanagloria al león orgulloso,

que fue a todas bestias cruel e muy dañoso,

matóse a sy mesmo yrado a muy sañoso:

dezirt’ he el enxiempro séate provechoso.

         El león orgulloso con yra e valentía,

quando era mançebo, a las bestias corría:

a las unas matava, a las otras fería;

vínole vegedat, flaqueza e peoría.

         Ffueron aquestas nuevas a las bestias cosseras:

fuéronse muy alegres, porque andavan solteras,

contra él vinieron todas por vengar sus denteras,

aun el asno nesçio vino en las delanteras.

         Todos en el león feríen non poquillo,

el jabalyn sañudo dávale del colmillo,

feríanlo de los cuernos el toro y el novillo,

el asno pereçoso en él ponía su syllo:

         dyole grand par de coçes, en la fruente gelas pon’:

el león con grand yra travó de su coraçón,

con las sus uñas mesmas murió e con ál non:

yra e vanagloria diéronle mal gualardón.

         El ome, que tien’ estado, onrra e grand poder,

lo que para sy non quiere, non lo debe a otros fer:

que mucho ayna puede todo su poder perder,

e lo qu’él fizo a otros, dellos tal puede aver.

 

Libro de buen amor

Arcipreste de Hita

 

El estudio de la legislación sobre el Registro de la Propiedad es, a fe mía, alta empresa merecedora de la mayor loa, pero no está de más visitar de vez en cuando a nuestros clásicos para no perder totalmente la perspectiva.

 

Foto: economía.elpais.com


Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 22,823 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores