Archive for the 'OPINIÓN' Category



GENEROSIDAD

1403198908_657482_1403273835_noticia_normal

 

<<Abriré un diálogo con generosidad y amplitud de miras>>

Mariano Rajoy Brey

Presidente del Gobierno en funciones

 

Yra e vanagloria al león orgulloso,

que fue a todas bestias cruel e muy dañoso,

matóse a sy mesmo yrado a muy sañoso:

dezirt’ he el enxiempro séate provechoso.

         El león orgulloso con yra e valentía,

quando era mançebo, a las bestias corría:

a las unas matava, a las otras fería;

vínole vegedat, flaqueza e peoría.

         Ffueron aquestas nuevas a las bestias cosseras:

fuéronse muy alegres, porque andavan solteras,

contra él vinieron todas por vengar sus denteras,

aun el asno nesçio vino en las delanteras.

         Todos en el león feríen non poquillo,

el jabalyn sañudo dávale del colmillo,

feríanlo de los cuernos el toro y el novillo,

el asno pereçoso en él ponía su syllo:

         dyole grand par de coçes, en la fruente gelas pon’:

el león con grand yra travó de su coraçón,

con las sus uñas mesmas murió e con ál non:

yra e vanagloria diéronle mal gualardón.

         El ome, que tien’ estado, onrra e grand poder,

lo que para sy non quiere, non lo debe a otros fer:

que mucho ayna puede todo su poder perder,

e lo qu’él fizo a otros, dellos tal puede aver.

 

Libro de buen amor

Arcipreste de Hita

 

El estudio de la legislación sobre el Registro de la Propiedad es, a fe mía, alta empresa merecedora de la mayor loa, pero no está de más visitar de vez en cuando a nuestros clásicos para no perder totalmente la perspectiva.

 

Foto: economía.elpais.com

Anuncios

ELOGIO DEL ELEFANTE

394825_10151277460851137_1634506817_n1

Cuenta una fábula que un empresario de circo mantenía sujeto a un enorme elefante simplemente atándolo por una pata a una pequeña estaca de madera clavada en el suelo. – ¿No le da miedo que se escape? – le preguntó una visita. – No lo hará – sentenció el empresario –, se le sujeta así desde que nació, cuando no tenía fuerza para arrancar la estaca, y ahora no sabe que se la llevaría puesta sólo con estornudar -.

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General establece (art. 69.7) que “durante los cinco días anteriores al de la votación queda prohibida la publicación y difusión o reproducción de sondeos electorales por cualquier medio de comunicación”. Esta prohibición data del Decreto Ley sobre normas electorales que, en los albores de la democracia, se promulgó de cara a los comicios de junio del 77. Pese a lo absurdo de la regulación hoy en día, ésta no sólo no ha sido derogada, sino que en el año 2011 se intensificó su carácter restrictivo añadiendo lo de la “reproducción”.

Se trata de una limitación a la libertad de expresión con escasa justificación democrática; si hablamos de unas elecciones, por definición se está suponiendo a los electores capacidad de autodeterminación política; desde ese punto de vista, ¿con qué derecho se puede impedir a cada uno que decida la relevancia que da a los sondeos de cara a decidir su voto? Por otra parte, la limitación es tan absurda como pequeño es el mundo en la era de Internet; sin ir más lejos, “El Periòdic d’Andorra” publicó hasta ayer mismo una serie de encuestas electorales a las que cualquiera puede acceder desde aquí.

Lo anterior es sólo un ejemplo de los medios que hoy en día tenemos a nuestra disposición para superar determinadas limitaciones impuestas a ciegas y dar forma al mundo en el que queremos vivir.

Tras casi cuarenta años de rodaje democrático y en plena era digital, quiero pensar que colectivamente hoy estamos mucho más cerca del elefante adulto de la fábula que del cachorro y que las llaves de ese poder de alejar el horizonte cada uno las lleva siempre consigo, guardadas en el bolsillo de la conciencia y, ya que se trata de elefantes, en el de la memoria.

Fuente:https://presnolinera.wordpress.com/2015/12/15/sobre-las-prohibiciones-de-divulgar-encuestas-electorales-y-pedir-el-voto-la-jornada-de-reflexion-texto-remasterizado/

Foto: blog del Instituto de Innovación Social

 

¡CÓMO SE PASA LA VIDA…!

images

Recuerde el alma dormida,

avive el seso e despierte …

En España el sistema electoral del Congreso de los Diputados no garantiza la igualdad de electores y partidos políticos en cuanto a la designación de sus representantes por parte de los ciudadanos.

En España la creación de una comisión parlamentaria de investigación puede ser bloqueada con los votos del partido mayoritario.

En España la inculpación de un diputado o senador en un procedimiento criminal requiere la autorización de la correspondiente cámara, aun cuando los hechos no tengan nada que ver con el ejercicio de su cargo.

En España las cuestiones de mayor relevancia están excluidas de la participación directa de la ciudadanía en el procedimiento legislativo; por supuesto la iniciativa popular está vetada para la reforma de la Constitución.

En España no está previsto que una representación de la ciudadanía pueda opinar durante el proceso de elaboración de las leyes o interpelar en sede parlamentaria.

En España los diputados y senadores sólo necesitan siete años de permanencia en el escaño para cobrar la pensión máxima, mientras que el resto de los trabajadores precisa cotizar durante quince años para cobrar un cincuenta por ciento de aquélla.

En España la Ley de Transparencia no configura el derecho de acceso a la información como un derecho fundamental; están excluidas del ámbito de la ley la Casa del Rey, los partidos, los sindicatos y fundaciones que reciben mucho dinero público; entre las causas de denegación de información existen algunas tan inespecíficas como los “perjuicios para los intereses económicos y comerciales” (intereses que, en cambio, sí permiten que el nombre de cualquier ciudadano aparezca en fichero de morosos).

En España la responsabilidad penal de las personas jurídicas por no evitar la comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones por quienes están servicio de las mismas no alcanza a partidos políticos ni a sindicatos.

En España la Ley de Seguridad Ciudadana castiga conductas que se consideran amenazas a la seguridad ciudadana sin exigir que ésta haya sido efectivamente lesionada; además de establecer sanciones de una enorme desproporción, la ley abre la puerta a la incautación administrativa de imágenes informativas, vulnerando la doctrina constitucional que sólo permite adoptar tal medida a los jueces y tribunales con la debida cobertura legal (*).

Hace cuarenta años mi generación llevaba pantalón corto. Cuando comenzó la Transición quizás parecía que simplemente “andábamos por medio”, pero la conciencia que teníamos de lo que estaba sobre el tablero era tan nítida que casi cortaba, porque de nuestros mayores nos llegaba la vivencia del momento histórico en toda su intensidad.

Conocimos la implantación progresiva de leyes formalmente democráticas, pero la tarea de superar la herencia del franquismo en el funcionamiento de las instituciones requería un esfuerzo denodado cada día para hacer frente a la resistencia tenaz de los nostálgicos del “bunker” o simplemente a la inercia o al miedo al futuro. Muchos antes siquiera de haber usado una maquinilla de afeitar ya anhelábamos que el desgaste de esa lucha de España con su otra cara finalizara en unos pocos años y que lo se llamaba democracia acabara siéndolo de veras.

Recuerde el alma dormida,

avive el seso e despierte

contemplando

cómo se pasa la vida …

 

(*) v. https://presnolinera.wordpress.com/2015/12/13/ministerio-del-interior-balance-de-la-legislatura/

 

Foto: revistafractalario.wordpress.com

ESTULTICIA

untitled

Me irrita que me traten como a un niño, pero lo que ya me indigna es que lo hagan asumiendo que ser niño es lo mismo que ser tonto.

Al enemigo ni agua…

Foto: mediatrends.es

LA CALDERA O EL CRISOL

caldera

Sin duda somos la especie más poderosa de la creación; sólo así se explica que hayamos sido capaces de sobrevivir a nuestro  constante esfuerzo de auto-destrucción a lo largo de la Historia. Sin embargo, creo que no estoy dramatizando si afirmo que, con la capacidad letal que hemos llegado a acumular, en este momento el problema del mal es el más acuciante de los que amenazan la continuidad de la especie humana.

En “El corazón del hombre”, obra subtitulada “su potencia para el bien y el mal”, Erich Fromm profundizó en el análisis que, acerca de este problema, había llevado a cabo en obras anteriores. Escrita en plena Guerra Fría, sus reflexiones conservan, por desgracia, plena actualidad.

En relación con la eterna controversia sobre la bondad o maldad intrínseca del ser humano, Fromm sostiene que existe en el hombre una potencia para el mal que se manifiesta, “por defecto”, cuando no se dan las condiciones que lo llevan, de forma espontánea, a hacer el bien.

Para el autor, sólo la vida en sociedad puede liberar al hombre de la angustia de la individuación, de la toma de conciencia de sí mismo como un producto de la naturaleza que, a su vez, es una rareza dentro de ella. Pero sólo podrá lograr tal redención una vida en sociedad en la que el hombre no sea sólo un medio al servicio del funcionamiento del “sistema”, sino un elemento que “cuente” dentro de éste. Lo anterior atañe a las estructuras de producción y de consumo, al sistema político, a las relaciones familiares y, singularmente, al nivel de conciencia del individuo. Se trata de que las personas sean al todo algo más que el carbón a la caldera.

Fromm dedica también un capítulo al problema de la libertad. Para él, la libertad del hombre o la falta de ella no pueden predicarse con carácter general; tal valoración sólo puede ir referida a una situación concreta, ya que en una cadena de acciones y resultados llega un momento en que aquéllas están ya tan fuertemente determinadas por las consecuencias de nuestros actos anteriores que no es posible seguir calificándolas de libres. Como ejemplo, plantea que probablemente en 1929, ante la oposición al nazismo por parte de ciertos sectores, Alemania todavía conservaba la libertad de conducir o no a Hitler al poder, pero poco más adelante ya no.

Me gustaría que los recientes ataques yihadistas en París nos hicieran reflexionar sobre nosotros mismos. Si el sistema en que nos desenvolvemos es algo parecido a un crisol, sólo tenemos que guardarnos de los peligros que vienen de fuera. Pero si es más bien una caldera, deberemos guardarnos tanto o más de los que asoman desde dentro.

También la civilización occidental engendra monstruos; de hecho lo hizo no hace tanto. Quizás aún estemos a tiempo de elegir.

Foto: trenak.com

POLÍTICA Y NEGOCIOS, NEGOCIOS Y POLÍTICA

images

En su artículo “El padrino y las teorías del estado y del derecho” –

https://presnolinera.wordpress.com/2015/10/15/el-padrino-y-las-teorias-del-estado-y-del-derecho/ – el Profesor Miguel Presno desentierra una cuestión de honda raigambre en la Teoría del Estado y del Derecho; las razones de “la obligatoriedad del cumplimiento de las normas que emanan de los poderes públicos y si son diferentes a las que puede dictar una organización mafiosa”. Tras referirse a diferentes aproximaciones al problema y poner de manifiesto lo inseguro de los criterios utilizados para distinguir el poder normativo del Estado del que emana, por ejemplo, de la organización criminal de la familia Corleone, recalará en un punto de vista práctico de aceptación bastante amplia hoy en día:

La clave radica en suponer que el ordenamiento estatal es válido cuando, en su conjunto, es eficaz; es decir, cuando excluye la vigencia de otro entramado jurídico. Así, podemos suponer que el ordenamiento es válido y, por tanto, es obligado cumplir sus normas cuando es efectivo (…).El conjunto del ordenamiento estatal, la “legalidad”, encuentra así su fuente de “legitimidad”; la razón por la que debe ser obedecido. Ahora bien, la trama vuelve a complicarse y nos resulta muy inquietante cuando, como ocurre en la ficción de El Padrino pero también en no pocas ocasiones en nuestra realidad, esa legalidad no está al servicio de la libertad, la igualdad, la justicia o el pluralismo, sino que puede “comprarse” con dinero o con influencias, como se refleja en la conversación entre el senador Pat Geary y Michael Corleone, donde el primero condiciona la obtención de la licencia para un casino en Las Vegas, cuyo coste es de 20.000 dólares, al pago de 250.000 dólares y el 5% de las ganancias de los hoteles que explota en el estado de Nevada la “familia Corleone”. El no va más de esta preocupante analogía lo ejemplifica el propio Michael Corleone cuando, en otra escena, sentencia: “la política y el crimen son lo mismo”. Resulta, o tendría que resultar, obvio que es una afirmación disparatada pero, y eso debería preocuparnos, parece que cada vez hay menos gente que la considere una exageración, a lo que no debe resultar ajeno el hecho de que más de un cargo público considere, parafraseando de nuevo a Michael Corleone, que el ejercicio de sus funciones “no es política, sólo negocios”.

Recojo el guante de dar entrada a la realidad social en el análisis del fenómeno jurídico para tratar de seguir un poco adelante con la reflexión del autor.

Nancy Fraser, profesora de Filosofía y Política en la New School for Social Research realizó una ponencia en un seminario celebrado en en 2012 en Berlín titulado “Rethinking Capitalist Crisis”, donde vinculaba los problemas derivados de la crisis actual con la lógica del neoliberalismo.

(en inglés y alemán)

Si atendemos a la idea expuesta a partir del minuto 7,40 de su intervención, veremos que las afirmaciones acerca de política y crimen o política y negocio que parecen perturbar a Presno, no es que a muchos ya no les parezcan disparatadas, sino que viajan a bordo de un tren de alta velocidad camino de su legitimación ideológica.

Como puede verse, Fraser halla la dinámica que denomina “mercantilización ficticia” (fictitious commodification) en la raíz de la crisis. Tal dinámica consiste en el intento de mercantilizar todos los elementos que operan como presupuestos (preconditions) de la producción de los verdaderos bienes y servicios, entregándolos a las fuerzas de unos mercados que se dicen “autoregulados”; los presupuestos citados por aquélla son la fuerza de trabajo, la naturaleza (en la que, supongo, incluye la energía) y el dinero, pero creo que podría añadirse sin dificultad el conjunto de realizaciones y logros que la sociedad en su conjunto ha ido poniendo a disposición de todos a lo largo del tiempo incluyendo, singularmente, la organización social y jurídica.

Entonces, ¿de qué extrañarse ante afirmaciones como las señaladas por Presno en su artículo? Es cierto que cada vez con mayor intensidad se viene considerando que todos y cada uno de esos elementos subyacentes que operan como presupuestos de la producción son también bienes sometidos a las reglas del mercado, es decir, que se compran y se venden. Desde esa posición ideológica (aunque muchos de quienes la sostienen piensen que ellos no tienen ideología, que ya sólo en algunos países queda ideología, y así les va…) es coherente terminar por pensar que la política, como todo lo que se compra y se vende (es decir, como “todo”), es sólo un negocio más. Que vamos por ese camino muchos lo vienen demostrando hace tiempo, no sólo desde la corrupción, en los casos más graves, sino desde la falta de empatía hacia quienes tienen menos poder; estoy seguro de que el sonoro “¡que se jodan!” o el despectivo “como si tienen que irse a Finlandia” con que nos atragantaron hace no tanto siguen sonando en los oídos de muchos.

La reacción química funciona en dos sentidos y en ambos es igual de peligrosa, porque la consideración del orden político como un producto de mercado supone la disolución de la política en los negocios, pero, a la vez, la disolución de los negocios en la política, es decir, que el gran poder económico se convierta completamente en una carta de naturaleza que permita a su minoría de poseedores decidir sobre cuanto afecta a toda la comunidad y, en última instancia, sobre el destino de los otros.

Por tanto, si ese es el camino que llevamos, pienso que nadie debe tener dudas de que no sólo nos dirigimos hacia el vaciamiento constitucional, sino de que, desde la más pulcra justificación ideológica y en nombre de la libertad de comprar y vender, acabarán quebrando el espinazo moral de nuestra sociedad, si es que aún queda algo de él. Menos mal que todo lo que no es sostenible acaba por hacerse el hara-kiri con su propia absurdez o su propia insidia.

 

Foto: vavel.com

ESE OTRO “NACIONALISMO” QUE NOS SEPARA

images

Empezaron por prohibir a los judíos compartir los mismos espacios que los arios, así que, pasado un tiempo, un judío y un ario ya no podían ser amigos, porque no tenían nada en común. Finalmente, como se habían convertido en desconocidos, cuando empezaron a llevarse a los judíos a los campos de concentración muchos arios pensaron que algo malo habrían hecho”.

Este es el resumen dramatizado que me hicieron hace algún tiempo del proceso que culminó en el genocidio de los judíos en la Alemania nazi. El tema surgió al hilo de una conversación sobre el nacionalismo en Cataluña, porque en el nacionalismo muchos ven el mismo sustrato del totalitarismo: la negación de un espacio común, más allá de las diferencias entre los individuos, y es cierto que, en los casos más extremos, el “otro” puede llegar a ser tan ajeno que incluso se pierda de vista su condición humana.

Sin embargo, creo que la situación de Cataluña sólo es un síntoma más que expresa, y a veces por su impacto eclipsa, un proceso más profundo y generalizado que consiste en el progresivo estrangulamiento de ese espacio común ciudadano y que pone de manifiesto el agotamiento de nuestro actual modelo político, social y económico. Estoy convencido de que el “fundamentalismo nacionalista” es sólo uno de tantos agresores de dicho espacio colectivo – https://escritodesdelastripas.wordpress.com/2014/04/12/la-secesion-como-sintoma-de-todos/ -.

La tasa AROPE (“At Risk Of Poverty or social Exclusión”) es uno de los indicadores de la estrategia Europa 2020 de la Unión Europea. Combina tres conceptos: el riesgo de pobreza, la carencia material y la baja intensidad en el empleo. Se define como aquella población que está al menos en alguna de estas tres situaciones. En España la mide el Instituto Nacional de Estadística – http://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259941637944&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios/PYSLayout . De su última actualización se desprende que dicha tasa se situó en España en un 29,2% en 2014, con un repunte del 1,9% (790.801 personas con cara y ojos) respecto de 2013 – http://www.20minutos.es/noticia/2579829/0/arope/maximos-pobreza-espanoles/2014/ -. Paralelamente, la brecha entre las retribuciones de los directivos y administradores de las empresas del Ibex 35 y las del común de los trabajadores ha aumentado en el mismo período – http://cincodias.com/cincodias/2015/08/23/empresas/1440353141_811224.html -.

Creo que merece la pena dedicar unos minutos a la ponencia que hizo Michel Sandel para Ted Talks en relación con este fenómeno (en inglés con subtítulos en castellano):

Sus palabras reflejan respecto de la desigualdad social la misma preocupación que a muchos inspira el nacionalismo: de proseguir la tendencia actual, la sociedad únicamente estará dividida en dos clases de personas que no irán a curarse a los mismos sitios, ni a aprender a los mismos centros, que no pisarán las mismas zonas de las ciudades ni respirarán el mismo aire; no tendrán nada en común. Pero la democracia, reflexiona Sandel, requiere la disponibilidad de un cierto espacio común a todos y las desigualdades económicas, más allá de un cierto límite, levantan una barrera que impide cualquier clase de encuentro entre las personas.

Es cierto que las leyes raciales de Hitler comenzaron su siniestro rodaje prohibiendo a los judíos pasear por los mismos parques que los arios; la supresión del espacio físico va de la mano con la del espacio político y ambas pueden acabar en la de la propia persona. Volviendo al caso de la desigualdad económica, en un mundo dividido entre ricos y pobres, ¿quién duda de que muchos ricos pensarían que todos esos extraños “algo habrán hecho” para merecer su pobreza? Por desgracia ya no es infrecuente escuchar voces que apuntan en esa dirección; ya hay quien defiende la aplicación de impuestos regresivos para incentivar un mayor esfuerzo en el trabajo con el fin de tributar menos, como si el trabajo colgara de los árboles y como si ser pagado con cicatería fuera una elección del desfavorecido.

La existencia de un espacio – físico, político y social – común como lugar de encuentro de los ciudadanos es un elemento fundamental de la democracia, pero a la vez aquél sólo puede ser el fruto de ésta. Por eso, si en España queremos darnos una mínima oportunidad – que no certeza – de convivencia no basta con tratar de suprimir el secesionismo o cualquier otro síntoma de agotamiento de nuestro actual marco de convivencia legislando “contra el enemigo” – https://escritodesdelastripas.wordpress.com/2015/02/06/prontuario-para-deteccion-de-iniquidades-y-atropellos/ – , sino que es necesario emprender el camino de la renovación de éste mediante la regeneración democrática.

Tomo prestadas las palabras del Profesor de Derecho Constitucional Miguel Ángel Presno Linera, “invitado” ocasional de este blog – https://presnolinera.wordpress.com/2015/09/23/normas-y-formas-para-la-regeneracion-democratica/ -:

En mi opinión, la regeneración democrática significa mucho más que luchar contra la corrupción; exige también limitar las “inmunidades del poder” y propiciar que el pueblo gobernado sea, en la mayor medida posible, pueblo gobernante. Para ello haría falta, entre otras cosas, garantizar la transparencia institucional, promover lacontrademocracia y asegurar una representación realmente representativa.

En lo que a la transprencia se refiere, la Ley vigente (19/2013) deja mucho que desear: el acceso no es parte del derecho fundamental a recibir información, prevé múltiples y muy genéricos motivos de denegación, configura un silencio negativo, no exige lo necesario a los obligados, como, por ejemplo, el conocimiento de sus agendas (reunión Fernández Díaz/Rato),… Además, se mantiene la opacidad en otras normas, como la de financiación de partidos, los reglamentos parlamentarios (prevén sesiones y votaciones secretas) o la Ley de secretos oficiales (podrán ser declaradas «materias clasificadas» los asuntos, actos, documentos, informaciones, datos y objetos cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda dañar o poner en riesgo la seguridad y defensa del Estado)… Por si fuera poco, el sistema vigente obstaculiza el debate público y el control parlamentario: se abusa delDecreto-Ley, en el Congreso de los Diputados la mayoría debe admitir la creación de las comisiones de investigación y las comparecencias de miembros del Gobierno,…

Por lo que respecta a la contrademocracia ciudadana o contrapoder articulado a partir de los movimientos sociales, que sirva para mantener las exigencias de servicio al interés general por parte de las instituciones, hay que recordar las carencias en materia de iniciativa legislativa popular, referendos, propuesta de reforma constitucional,…

No conozco otra forma duradera de estar juntos que no sea el “yo gano, tú ganas” (aunque cada uno ganemos menos de lo que nos gustaría). Pretender auparse permanentemente sobre las cabezas de los demás es como vivir sentado sobre bayonetas.

 

Fuentes: http://matemolivares.blogia.com/2014/052702-arope-indicador-de-riesgo-de-pobreza-o-exclusion-social-en-aumento-en-espana..php

Foto: Taringa.com


Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 24,060 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores