Posts Tagged 'Amnistía Internacional'

DE LA MOSCA TSE – TSE Y AMNISTÍA INTERNACIONAL

ng1102-335-I1

En la época en que empecé a escribir este blog, hace algo más de tres años, no llegué a pensar que en él acabaría dedicándome una y otra vez a temas como este. Pero en fin, han pasado ya muchas décadas desde hace tres años.

Dada la pasividad que está mostrando Amnistía Internacional en el problema de las tasas judiciales, pido a todo el que lea este post y esté en contra de ese desafuero, que ya está haciendo inaccesible para muchos algo tan básico como el derecho de defensa ante los Tribunales, que copie el texto que figura a continuación – en el más puro estilo AI – y lo envíe por correo electrónico a: info@es.amnesty.org

¡A ver si se arrancan de una vez!

Gracias.

Foto: nature.com

 

Hola Amnistía Internacional,

La historia de Sonia me sobrecogió cuando la leí por primera vez – v. http://www.betera.com/2013/02/22/betera-se-vuelca-con-sonia/ – .

Sonia es una niña de siete años que nació con numerosas malformaciones. Sus padres, convencidos de que los médicos actuaron con negligencia al no detectar todos los problemas durante la gestación, emprendieron hace unos años una batalla en los tribunales, que hasta ahora les ha causado más decepciones que alegrías. Tras dos sentencias en contra, la Audiencia Provincial los ha condenado a pagar las costas, nada más y nada menos que 65.000 euros, imposibles de asumir para esta familia.

La única solución es seguir recurriendo, esta vez al Tribunal Supremo, pero para ello la nueva ley de tasas judiciales puesta en marcha por el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, les ha exigido 7.000 euros sólo en tasas, cuando Sonia y sus padres llevan viviendo más de un año con la familia porque no podían pagar la hipoteca de su vivienda.

La acelerada reforma de la nueva ley de tasas, llevada a cabo mediante Real Decreto-ley el pasado 22 de febrero, no ha mejorado sustancialmente las cosas para Sonia ni para tantas otras personas que continúan viéndose en situaciones desesperadas. Además de seguir siendo discriminatoria – si las secuelas de Sonia se hubieran debido a un accidente de circulación su caso estaría exento de tasas judiciales –, la nueva regulación de las tasas judiciales supone que la familia de esta niña tendría que abonar, como mínimo, unos 3.200 euros para tener derecho a que el Tribunal Supremo escuchara su caso. Ni que decir tiene que esta cantidad sigue estando fuera del alcance de la familia de Sonia.

Con tu apoyo, Amnistía Internacional, podemos hacer que Sonia y otras personas como ella tengan en adelante la oportunidad de defenderse que ahora mismo la ley les niega.

IMPLÍCATE DE UNA VEZ EN EL TEMA DE LAS TASAS, Amnistía Internacional, lo que también servirá para recordar al Gobierno español que no vamos a parar hasta lograr que la sentencia de muerte que ellos han dictado contra derecho de defensa en este país sea conmutada.

Gracias por tu solidaridad.

 

Firmado: Las personas de la calle que tratan de defender los derechos humanos que no preocupan a las ONG

Anuncios

CARTA ABIERTA A AMNISTÍA INTERNACIONAL SOBRE LAS TASAS JUDICIALES

Os escribo como simpatizante de AI desde antiguo porque he vuelto a constatar que, salvo error mío, entre las campañas que actualmente estáis llevando a cabo no hay ninguna en relación con las polémicas tasas judiciales que han entrado en vigor recientemente.

La cuantía exorbitante de las mismas, junto con su evidente carácter recaudatorio y su configuración como un presupuesto de acceso a los tribunales, constituye una clara vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE) que nos afecta a todos en el marco de la crisis económica galopante que padecemos, pero, sobre todo, a las individuos económicamente más desfavorecidos. En efecto, para cualquiera que no disponga de una posición económica mínimamente confortable, tener un “tropiezo” con una aseguradora, una gran constructora o un banco puede significar verse obligado a “contentarse” con lo que esos gigantes se dignen a ofrecerle, ya que el alto coste de las tasas judiciales hará inviable su acceso a la justicia. Eso supone, lisa y llanamente, que las tasas arrojan a la indefensión a los más humildes.

Ahora bien, la cuestión no queda ahí. La ley contempla unas cuantas exenciones a la aplicación de la tasa – por ejemplo, para los beneficiarios del derecho a justicia gratuita -, pero también exige el reconocimiento formal de tal derecho – lo que no es inmediato ni mucho menos, pues exige valorar una serie de documentos que debe aportar el justiciable –. El resultado es que, si uno no dispone del dinero para pagar la tasa ni tiene reconocido el derecho a litigar gratuitamente, simplemente no puede acceder a los tribunales de justicia de nuestro país. Lo anterior es extremadamente grave en caso de necesitar tutela judicial urgente o cuando los plazos procesales aplicables son breves, como en el caso de recursos o demandas sujetas a caducidad, ya que el transcurso de los mismos significa, sin más, perder la oportunidad de defender los propios derechos.

Pero lo que es de por sí grave puede convertirse en dramático en el caso de procedimientos de extranjería como expulsiones. Y es que, al parecer, ya se están produciendo expulsiones de inmigrantes “sin papeles” que, por supuesto, no disponen del importe de la correspondiente tasa (unos 400€) ni, aunque los tuvieran, podrían llevar a cabo su ingreso – obligatoriamente por vía  bancaria -, por carecer de NIF, ni tampoco pueden solicitar el beneficio de justicia gratuita, precisamente por no tener “papeles”.

En resumen, la ley de tasas judiciales constituye un auténtico atentado contra los principios democráticos en España, cuyas consecuencias quizás ya se puedan calificar de drama humano.

Por eso, desde aquí os pido públicamente que AI inicie inmediatamente una campaña internacional de información y de recogida de firmas contra este ataque contra los Derechos Humanos que se está cometiendo en nuestro país.

Creo que sería un grave error para una organización como AI el adoptar una actitud pasiva ante un atropello de esta envergadura y permitir que la lucha contra él se lleve a cabo exclusivamente por personas que, espontáneamente, actúan movidos por su conciencia social. La consecuencia de tal actitud por vuestra parte podría ser que, una vez pasada la tormenta – la esperanza es lo último que se pierde –, os encontréis con os habéis quedado sin sitio como defensores de los Derechos Humanos.

 

Propongo que cualquiera que tenga conocimiento de un caso de indefensión por carecer de dinero para pagar la tasa judicial lo comunique, con todos los datos posibles, a Amnistía Internacional.


Una frase:

"El tiempo es lo que impide que todo suceda de golpe."

ESTADÍSTICAS

  • 26,049 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 29 seguidores

Anuncios